1 de cada 3 personas sufre Hipertensión Arterial y no lo sabe. ¿Lo sabes tú?

creado por freepick

Las enfermedades cardiovasculares son una de las principales causas de mortalidad en nuestro medio, siendo la hipertensión arterial (HTA) uno de sus factores de riesgo. Solo los Infartos Agudos de Miocardio (IAM) ocasionan alrededor de 500.000 muertes anuales en España.

A medida que se envejece las cifras de presión arterial aumentan, ocasionado gran número de hipertensos entre nuestros mayores. La presión o tensión arterial (TA) es la presión que ejerce la sangre en el interior de las arterias (tensión arterial sistólica, vulgarmente llamada “la alta”; tensión arterial diastólica, vulgarmente llamada “la baja”).

Hablamos de HTA cuando las cifras de presión arterial se sitúan por encima de 140/90 mmHg. Esto supone que el corazón necesite más fuerza para bombear el mismo volumen de sangre en nuestro organismo. Esta enfermedad hace que las personas sean 5 veces más propensas a los accidentes cerebrovasculares (AVC) o “ictus”, 3 veces más a un infarto agudo de miocardio, y de 2 a 3 veces más de sufrir una parada cardíaca.

El problema es que casi un tercio de las personas que sufren HTA no lo saben porque no sienten ningún síntoma específico ni dolor directo. La hipertensión es una enfermedad letal, silenciosa e invisible, que si no es diagnosticada y controlada puede pasar muchos años inadvertida.

Sin embargo, con el tiempo va dañando la superficie interna de los vasos sanguíneos y afectando a órganos diana como el ojo, el corazón, el riñón o el cerebro. Esta característica hace que se la conozca con el sobrenombre de “el asesino silencioso”. En la actualidad, afecta a cerca de mil millones de personas causando alrededor de 9.4 millones de muertes a nivel mundial. Vaya cifras, asustan, ¿no?

Existen distintos factores que contribuyen a que la hipertensión arterial vaya en aumento, como son el envejecimiento de la población, estilos de vida no saludables (sedentarismo, elevado consumo de grasas y sal, tabaquismo, consumo excesivo de alcohol), sobrepeso y obesidad. Alrededor del 90% de los casos no tiene una causa única ni conocida y por ello se denomina hipertensión arterial esencial, primaria o idiopática, es decir, es de origen desconocido. El otro 10% restante se trata de HTA secundaria a algún transtorno conocido (origen renal, endocrino, neurológico, psicógeno, gestación, fármacos, consumo de sustancias de abuso como cocaína y alcohol, entre otras).

La buena noticia es que es posible desacelerar y controlar el problema de esta enfermedad crónica con medidas básicas. Es importante el diagnósitico precoz y conseguir unos hábitos de vida saludables. En concreto, para bajar la presión arterial, la Asociación Norteamericana del Corazón (AHA) recomienda reducir la ingesta de sal, adoptar un patrón dietético conveniente para controlar el peso (dieta rica en frutas, verduras y productos integrales, reducir el consumo de grasas saturadas) y hacer ejercicio físico (40 minutos de actividad aeróbica, 3 o 4 veces a la semana).

En ocasiones, únicamente con modificaciones en nuestro día a día hacia estilos de vida más saludables que incluyan ejercicio físico y cambios dietéticos, se consigue un buen control de las cifras de Tensión Arterial sin necesidad de recurrir a tratamiento farmacológico.

Dentro de los programas de salud del adulto se recomienda la medición de la Presión Arterial a toda la población al menos una vez cada 2 años. Con esta cribado se consigue un diagnóstico precoz y controlar la enfermedad lo antes posible reduciendo el riesgo cardiovascular y las complicaciones a largo plazo.

Siguiendo estas recomendaciones es posible mantener la HTA bajo control reduciendo las posibilidades de complicaciones y mejorando la calidad de vida.

Está demostrado que el estilo de vida es el determinante que mayor infuencia tiene sobre nuestra salud. Es hora de cambiar estilos de vida y “cuidarnos en salud”.

Gema Valero Moncholí
Diplomada en Enfermería

Comparte esta noticia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.