El alevín del Club Balonmano Buñol da la primera alegría de la temporada

Los de Víctor Tomas y Tito Wilson Suris se proclamaron campeones de liga al vencer al Loriguilla en casa

El equipo alevín del Club Balonmano Buñol dio la primera alegría de la temporada a la entidad, al proclamarse campeón de liga este sábado. Los de Tito Wilson Suris y Víctor Tomás, se impusieron al Loriguilla con claridad tras ganarle todas las partes.

Al término del encuentro los pequeños y pequeñas del equipo celebraron el campeonato en la pista y más tarde los miembros del club les hicieron entrega de las medallas que les acreditaban como campeones de liga. La alegría desbordó a los jugadores y jugadoras, que compartieron el triunfo con sus familiares.

Antes de este encuentro el equipo infantil se midió al Maristes de Alegemesí “B” contra el que acabó perdiendo por 26 a 31. Los de Víctor Galarza y Samuel Cervera completaron un buen partido, pero el choque se les fue por pequeños detalles.

Por su parte, el cadete dio una nueva alegría al club, tras vencer a domicilio al Calasanz por un contundente 18 a 28. Los de Teo Pros salieron enchufados desde el inicio y pudieron conseguir una buen renta de goles que les valió para aguantar bien al final del choque. El juvenil, sin embargo perdió en su visita a Nules, mermado por las bajas, por 27 a 21.

El que también perdió fue el sénior en su visita al feudo del Torrente. Los locales se jugaban mucho, pero los de Buñol no se lo pusieron fácil. De hecho al término de la primera parte los de Fernando Cárcel ganaban por dos tantos, aunque la ventaja hubiese sido mucho mayor de no ser por la mala actuación arbitral. En la segunda mitad, la defensa adelantada del Torrente y el cansancio físico de los de Buñol, que viajaban con bajas, hizo mella y propició que los locales acabaran dando la vuelta al marcador y llevándose la victoria.

 

Comparte esta noticia

Deja un comentario