Alternativas primaverales a “Juego de Tronos”

Hola de nuevo amig@s. Llegó la primavera y por 1ª vez no vino con ella lo nuevo de Juego de Tronos, cuyo estreno de su 7ª temporada no llegará hasta julio. Pero que no cunda el desánimo. Para estos meses de mayo y junio tenemos un buen abanico de series donde elegir, que harán que la espera se haga corta. Por ejemplo, con dos series imprescindibles: el esperadísimo estreno en mayo de la 5ª entrega de House of cards y el desenlace de la 3ª Temporada de American Crime. Dos pedazo de series ya comentadas en números anteriores sin nada que envidiar a la conocida superproducción de la HBO.

Precisamente HBO, en ese duelo particular por la hegemonía que mantiene con la cadena Netflix desde la fulgurante irrupción de esta, estrenó el otoño pasado Westworld, un apuesta tan arriesgada como ambiciosa, que pretende ser la digna sucesora de Juego de Tronos, cuyo final está cercano. Westworld es un híbrido entre la ciencia-ficción y el drama psicológico, basado en la película de 1973 con el mismo nombre, escrita y dirigida por Michael Crichton, que prefigura un futuro no muy lejano donde una sociedad desmotivada, decadente y con carencias emocionales, necesita desahogarse y realizarse en un enorme parque temático, buscando lo que no puede o no se le permite experimentar en sus vacías y tristes vidas reales. Westworld es una suerte de fábula distópica que anticipa de forma inquietante lo que puede llegar a ser nuestra sociedad futura, si confiamos nuestra felicidad a la posibilidad de desatar nuestras pasiones y fantasías reprimidas en un entorno prefabricado y diseñado a la carta en el cual, la interacción con la inteligencia artificial es vital para el desarrollo de la trama. La esencia de Westworld bebe de elementos tan dispares como los incluidos en relatos de Isaac Asimov y Philip K. Dick, y pelis como Atrapado en el tiempo, Terminator o la más reciente ex-Machina. Esta 1ª temporada, dicen, es un simple prólogo que solo anticipa lo que está por venir en próximas entregas. Con una narrativa que en ocasiones resulta lenta, de repente te sorprende en una sola escena con inquietantes cambios de rumbo. Profundiza en la naturaleza humana desde lo experimental, explorando los límites de la conciencia, a través de un marcado carácter filosófico que en muchos momentos exige una actitud reflexiva por parte del espectador. En el reparto encontramos un gran elenco de caras conocidas de la gran pantalla entre las que destacan estrellas consagradas como Anthony Hopkins o Ed Harris, y jóvenes actrices con gran proyección como Evan Rachel Wood. No quiero desvelaros más, porque os estropearía una grandísima serie de largo recorrido que va a dar mucho que hablar. No os la perdáis.

Y en el apartado de mis series imprescindibles ya finalizadas, os recomiendo sin lugar a dudas The killing, una Serie en 4 temporadas con cierto aire a la legendaria Twin Peaks, basada en el thriller televisivo danés Forbrydelsen, de gran éxito en el país escandinavo. Al igual que en el clásico de David Lynch, todo gira en torno al asesinato de una adolescente en el que una pareja de policias, –magistral Mireille Enos en el papel de la detective Sarah Linden– tratará de desenmarañar un complejo puzzle donde cada episodio presenta un nuevo posible sospechoso. Ambientado en la oscura y lluviosa ciudad de Seattle, The killing es una serie que pasó absolutamente desapercibida en la parrilla televisiva pero que tiene una calidad y un ritmo extraordinarios. Capaz de enganchar en cada nuevo episodio, alterna el noir más trepidante y las tramas que se generan en la trastienda de las campañas electorales, con el drama social más crudo y un viaje interior a las miserias de varios de los personajes, que te tiene en vilo cada episodio. A diferencia de las grandes superproducciones que se hacen ahora, no cuenta con estrellas hollywoodienses en su reparto, lo que en ningún momento le resta calidad interpretativa. En un género como el policíaco, tan explotado en las Series de TV, The killing te ofrece 44 episodios de emoción, suspense y diversión a raudales. Obligado verla.

Nada como matar el poco tiempo de ocio que nos deja esta vida, que pasarlo viendo una buena serie. Disfrutad de la ficción, que la realidad es cada día más insoportable. Hasta pronto.

Jose Guerrero Moliner
Ácrata y serieadicto

Comparte esta noticia

Deja un comentario