Ataque suicida e inhumano en Lahore y la realidad de las enseñanzas islámicas

72 MUERTOS EN EL ATENTADO SUICIDA DEL PARQUE DE PAKISTÁN

A cada humano que es humano, ha entristecido la noticia del masacre con un ataque suicida en Lahore; el corazón de la provincia de Punjab de Pakistán, cuando nuestros hermanos cristianos; inocentes y patriotas, celebraban la Semana Santa. Es una vergüenza que un grupo terrorista así llamado “musulmán” ha aceptado la responsabilidad. A mi juicio, es porque no quieren dejar a musulmanes y cristianos vivir en paz y con benevolencia. En este momento tan duro cada uno de nosotros, musulmanes y cristianos, debemos saber cómo reaccionar y no caer en la trampa urdida por estos extremistas. Para asegurar a mis lectores cristianos que el islam no enseña lo que se practica por esta gente, voy a citar unos versículos del Sagrado Corán.

Dios dice en el Sagrado Corán:

“No ha de existir coacción en la religión.” (2:257)

“El que quiera creer, que crea, y el que no quiera creer, que no crea”. (18:30)

El Sagrado Corán, aconsejando cómo responder a la enemistad de los no musulmanes dice:- “Y que la enemistad de un pueblo, que os puso trabas para entrar en la Mezquita Sagrada, no os incite a transgredir”. (5:3)

El Sagrado Corán venera mucho a los cristianos de corazón puro, a los sacerdotes, y los monjes

Dios afirma:- “Entre las gentes del Libro hay un grupo que cumple con firmeza su alianza; recitan la palabra de Al-lah durante las horas de la noche y se postran ante Él”. (3:114)

Más dice: “Entre la gente del Libro hay alguno que si le confías un tesoro, te lo devolverá”. (3:76)
“Y cuando oyen lo que ha sido revelado a este mensajero, verás cómo las lágrimas brotan de sus ojos debido a la verdad que han reconocido. Y dicen: Señor nuestro, creemos: inscríbenos entre los que dan testimonio”. (5:84)

“Y encontrarás seguramente a quienes dicen: “somos cristianos”, son los más cercanos de ellos en amor a los creyentes. Esto es porque entre ellos hay sacerdotes y monjes y porque no son orgullosos”. (5:83)

Fue el noble profeta Hazrat Muhammad quien dejó claro que en el principio cada religión era por Dios. (16:64) Por eso cuando enseñó las normas básicas del islam ordenó creer en todas las escrituras sagradas y todos los mensajeros. Su Santidad, con lo que soñaba era el establecimiento de la paz y la unión del hombre con su creador. Por tanto cuando un musulmán y un judío tuvieron una conversación polémica porque cada uno decía que su profeta era mejor que el del otro, el Noble Profeta Muhammad dijo: “No me pongáis por encima de Moisés”. Y eso, para acabar con el conflicto entre un musulmán y un judío.

Nuestro queridísimo profeta Muhammad no podía ni imaginar que se rompieran los lazos del parentesco con los no musulmanes. Una vez, cuando la madre no musulmana de Hazrat Asmá (una mujer musulmana)  vino a ver a su hija en la Medina, la musulmana preguntó al Noble Profeta: “Puedo tratar bien y servir a mi madre?” El Profeta respondió: “Claro. Es tu madre”.

El noble profeta del islam nunca enseñó esta barbaridad

Aquel Noblísimo profeta que perdonó a los asesinos de muchos musulmanes incluso a los de sus propios familiares a la ocasión de la conquista de la Meca permitiéndoles quedar con su propia religión, que libera a miles de los presos y esclavos sin cobrar nada, que acaba con la esclavitud, que pone más responsabilidades a los musulmanes y muchas menos a los no musulmanes en un gobierno musulmán, que después de ser expulsado de su patria no sólo reza por ella durante la severa hambruna que sufrían sino que colecciona dinero de los musulmanes y lo manda a la Meca, que después de ser apedreado en Taif no permite al ángel que moliera a sus habitantes sino que reza por ellos, que durante la guerra permite a sus enemigos coger agua cuando morían de sed, que prohibió matar a los niños, las mujeres, los ancianos, los enfermos, los rabinos, los sacerdotes, los monjes, las monjas y cada persona dedicada a cualquier religión, ¿podía enseñar o practicar esta animalada que hemos visto en Lahore? Pues yo ruego a mis lectores que sepan que estos extremistas y terroristas no reflejan el Islam.

Malik Tariq Mahmood.
Misionero de la Comunidad Ahmadía del Islam en Los Ángeles, EE.UU.

Share This Post

Post Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.