Ayudemos a recordar. Alzheimer y demencias, la pandemia del siglo XXI

La enfermedad de Alzheimer y las demencias, son enfermedades neurodegenerativas, asociadas al envejecimiento de la población. En el mundo en el que vivimos hoy en día, las personas queremos estar muchos años, sin tener en cuenta que este aumento del nivel de vida también conlleva la aparición de enfermedades asociadas, de ahí el incremento del número de casos de Alzheimer y otras demencias. El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que no solo afecta a la memoria, sino otras áreas, como son el lenguaje, la orientación, el reconocimiento de imágenes… todo ello repercute a la persona enferma desde diferentes puntos vista, como puede ser el área de las relaciones sociales, ya que en las primeras fases de la enfermedad la persona afectada es consciente de que algo pasa a su alrededor, que no puede relacionarse de forma cotidiana. En muchas ocasiones, la falta de lenguaje provoca el deterioro en sus relaciones. Esto hace que se aíslen, al ser reacias y reacios en sus relaciones familiares y de amistad. Es aquí cuando las familias y su entorno son conscientes de que “algo raro” está pasando. También hay que tener en cuenta que son los propios familiares lo que expresan que el enfermo “hace cosas raras”, como son la repetición de frases, o dejar de hacer tareas cotidianas simplemente porque ya no recuerdan como se hacían. Todos estos aspectos hacen que nos pongamos en alerta de que algo está pasando, y es ahí cuando debemos ponernos en contactos con el médico de familia para ser remitidos al especialista (neurólogo) y así poder hacer las pruebas pertinentes para hacer un diagnóstico adecuado.

Cabe destacar que, en algunas ocasiones, los principios de estas enfermedades se suelen confundir con depresión, ya que como se ha comentado con anterioridad, los propios pacientes se aíslan y no quieren relacionarse. Es en estas primeras fases cuando más importante es ponerse en contacto con Asociaciones de Familiares, ya que estas proporcionan técnicas y terapias importantes para la estimulación de estas personas, así como ayudan a la ralentización de síntomas de la enfermedad.

En la localidad de Buñol se pretende implantar un nuevo proyecto encaminado a la fundación de una Asociación de Familiares de Enfermos y Enfermas de Alzheimer, Parkinson, etc. con la ayuda de diferentes profesionales, para dar respuesta a las necesidades de la población, donde se ha visto el aumento real del número de casos, y asociados a esto, la falta de apoyo psicológico a las familias. Por todo ello, se quiere poner en marcha un Aula de estimulación para poder prestar respiro familiar y, a su vez, que los enfermos realicen técnicas y terapias encaminadas a la ralentización de síntomas y al fomento de la autonomía personal. Otro de sus objetivos sería crear una red de apoyo a los familiares a través de talleres, charlas y todo aquello que entre todos y todas podamos construir.

Todas aquellas personas interesadas en tener más información sobre estas enfermedades y quieran saber y formar parte de la fundación de la Asociación de Familiares de Enfermos y Enfermas  de Alzheimer de Buñol, quedan invitadas a la próxima charla, que tendrá lugar el 19 de junio en el Instituto Viejo de Buñol a las 19 h. Las personas encargadas de dar esta charla son profesionales que desarrollan labores relacionadas, tanto en la población de Buñol (psicóloga,  logopeda y pedagoga), como en Utiel (Trabajadora Social del Aula de Memoria de Afa Utiel, y técnico de integración social). Os esperamos… para ayudarles a recordar.

Iria Ballesteros Alcantarilla
Trabajadora Social y Coordinadora AFA Utiel

Comparte esta noticia

Deja un comentario