Buñol cierra la XV Bienal de Música con más de 11.000 espectadores

El cierre del ciclo musical corrió a cargo del CIM “La Armónica” de Buñol

Redacción.- Las notas interpretadas por la Banda Sinfónica del Centro Instructivo La Armónica de Buñol pusieron el punto final el pasado sábado a la XV Bienal de Música de la localidad de la Hoya, subvencionada en parte por la Diputació de València. A lo largo de tres semanas, habitantes y visitantes han podido disfrutar de una oferta variada de espectáculos que ha refirmado el compromiso histórico de la ciudad con la música. Además, el acontecimiento se ha convertido en un polo de atracción cultural y de dinamización económica para la comarca. Concretamente, más de 11.000 personas han podido disfrutar de la diversidad de espectáculos que han sido programados durante la Bienal. Se deben destacar los más de 4.000 espectadores que presenciaron los espectáculos de calle; el acontecimiento A Tres Bandas, que contó con 1.000 asistentes; o las 700 personas que presenciaron el concierto de Jorge Drexler en el Auditorio de San Luis.

En palabras del concejal de Cultura del Ayuntamiento de Buñol, Arnaldo Carrascosa, “la Bienal de Música ha consolidado un modelo abierto donde todas las tendencias musicales se han encontrado representadas, espectáculos populares gratuitos junto a actuaciones estelares de pago”. “Se trata de un modelo que en su 15ª edición se ha materializado con un aumento significativo en la participación del público general, destacando los espectáculos en calles y plazas de la población para acercar la música a la gente y hacer realidad el lema ‘Vive la música’ que la Bienal ha propuesto este año”, ha destacado el regidor.

Música para todos los gustos

Más de veinticinco propuestas de estilos variados (música barroca y clásica; jazz; folk; pop-rock) han llenado calles, plazas y escenarios de Buñol durante su XV Bienal de Música. Así, se debe destacar la presencia del uruguayo Jorge Drexler, que incluyó la localidad valenciana en la gira mundial de presentación de su último disco, Salvavidas de hielo. Asimismo, el público pudo escuchar y cantar los temas de Joaquín Sabina en la Noche Sabinera, un espectáculo protagonizado por miembros de la banda del cantante de Úbeda. La formación de cuerdas Aupa Quartet y Metales de Buñol reinterpretaron canciones de todos los tiempos, mientras que Don Kuerales y Sus Modales hicieron un homenaje a Chicho Sánchez Ferlosio y a la canción social.

En el terreno del jazz, la joven cantante y trompetista Andrea Motis interpretó temas de su primer disco en solitario, Emotional Dance, así como composiciones de su próximo trabajo, que tendrá un sabor muy brasileño. La catalana actuó en compañía del cuarteto de Joan Chamorro. Por otra parte, el valenciano David Pastor y el venezolano Gerald “Chipi” Chacón ofrecieron un duelo de trompetas de gran calidad.
En la XV Bienal de Música de Buñol también se escucharon los ritmos balcánicos de Ainda Não Street Band; el espectáculo Los doce trabajos de Hércules del grupo Kontakte Percussió, con la cantante Mara Aranda y los instrumentistas Jota Martínez y Eduard Navarro; y Entre Tangos mostró las expresiones tradicionales e innovadoras del ritmo argentino más universal.

Como no podía ser de otra manera, este evento cultural también contó con la presencia de nuestras bandas. Así, la iniciativa A Tres Bandas volvió a juntar a la Unión Musical de Llíria, al Ateneo Musical de Cullera y a la Sociedad Musical La Artística de Buñol.

Los aficionados a la música barroca y clásica también han tenido su espacio en la Bienal de Buñol. Los marimberos Conrado Moya y Katarzyna Myćka interpretaron Las Variaciones Goldberg de Johann Sebastian Bach; y el quinteto Música Gaudere ofreció un repertorio de composiciones del barroco tardío firmadas por Jan Dismas Zelenka y Georg Friedrich Haendel.

Actividades paralelas: espectáculos de calle, para el público infantil y clases magistrales

Las calles y plazas del municipio han acogido la llamada Cara B de la Bienal, pensada para vivir de cerca la música con actuaciones gratuitas. Aquí se incluyeron los conciertos de LaDinamo; The Blisters, banda tributo a The Beatles; de los grupos Punk Sailor, Bu-Ya, Soca Brown y 12 Strings, pertenecientes al Club de Rock de Buñol; y de Musicarte Urbano, la Asociación de Músicos y Artistas de Calle de València. Asimismo, se proyectó el documental Dancing Beethoven, dirigido por Arantxa Rodríguez y nominado en los Goya 2018; y las películas Metropolis de Fritz Lang, con música compuesta expresamente para la ocasión a cargo del Grupo Manjana, y Born to Be Blue, donde Ethan Hawke se encarna en Chet Baker. Por último, el espectáculo multidisciplinar Aylan denunció la situación de desamparo de la infancia.
Los más pequeños también han podido disfrutar de este encuentro musical gracias a las compañías Markeliñe Teatro, Luz, micro y punto y De soprano, que hizo un recorrido por canciones de cuna de todas las épocas con el proyecto para recién nacidos Bebesol.

Por último, se debe destacar que algunos de los intérpretes que formaban parte del cartel de la Bienal de Buñol ofrecieron clases magistrales dirigidas a estudiantes de música. Unos cursos que tuvieron lugar en el Conservatorio de San Rafael.

Aquí os dejamos las imágenes de la clausura de la XV edición de la Bienal de Música de Buñol, gracias a David Avilés:

Share This Post

Post Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.