Casero: “Antes trasladar el Centro de Menores, la administración debería tener en cuenta el sentir de Macastre, Alborache y Yátova”

Según Casero, “el IVAJ no reúne las condiciones que exige un Centro de Recepción”

Redacción.- La alcaldesa de Macastre, María José Casero, ha decidido tomar la palabra antes de que la decisión del Consell de trasladar el Centro de Recepción de Menores de Buñol a Alborache sea irreversible. Y lo ha hecho desde el respeto a los jóvenes del centro, así como a los vecinos que se van a ver afectados por esta decisión.

Considero que antes de hacer efectiva la decisión, la administración debería tener en cuenta el sentir de municipios como Alborache, Macastre y Yátova. Nos hemos enterado de todo por los medios de comunicación, algo que no es de recibo. Espero que no intenten limpiar su imagen con reuniones de última hora cuando la decisión ya está tomada”, afirma la munícipe.

Según Casero, “el IVAJ no reúne las condiciones que exige un Centro de Recepción, al igual que ocurre en Buñol. Ambas poblaciones carecen de instalaciones adecuadas, por lo que lo único que se ha hecho es trasladar el problema de un sitio a otro. Y todo ello, con el agravante de que en Alborache no hay puesto de Guardia Civil y tampoco Policía Local”.

Este tipo de decisiones poco pensadas están provocando un sentimiento de rechazo hacia los propios jóvenes acogidos, algo que no podemos permitir. Lo que se debe ofrecer es una solución eficaz y consensuada para que vecinos y menores se sientan seguros y tranquilos”, añade.

Una de las alternativas que la alcaldesa pone sobre la mesa es el traslado del Centro de Recepción al CEI de Cheste, “pues aquí hay una instalaciones preparadas y en las que los jóvenes podrían desarrollarse con propuestas deportivas y formativas. Además, no hay núcleos de población cercanos y estarán mejor atendidos”.

Ante la posibilidad de que esta decisión de Oltra sea irrevocable, es necesario exigir a la Administración calidad en el servicio prestado a los menores y seguridad a la ciudadanía con la que van a convivir. La Conselleria debe hacer una autocrítica sobre la situación del centro de menores de Buñol y ofrecer garantías de que los problemas que se han sucedido en Buñol no se trasladen al Albergue de Alborache. No se han tenido en cuenta ni las necesidades de los menores, ni la de los vecinos”, concluye.

Share This Post

Post Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.