El CD Buñol pierde la categoría, pero la directiva salva la entidad

Este es el resumen de una temporada atípica, en la que en más de una ocasión la supervivencia del club ha estado en la cuerda floja

Redacción.- Todo empezó a finales del pasado mes de julio. El Club Deportivo Buñol, sin apenas Junta Directiva, le entregaba la gestión de la entidad a una empresa inglesa, que iba a invertir miles de euros en el club y en el primer equipo para llevar al conjunto lo más alto posible. Eso al menos es la idea que se vendió desde que Amadeo Sáez, dejase la entidad en manos de estos señores.

Nadie duda de la implicación y la abnegación de Amadeo Sáez al frente del Buñol. De hecho, hay constancia de que en muchas ocasiones ha tenido que poner dinero de su bolsillo para sufragar gastos, pero eso no le exime de dejar la entidad en manos de una empresa, que no conocía la idiosincrasia de un club y de un pueblo. Eso no debió ser así. Porque sonaba a “este marrón que se lo coma otro”. Y así no se sale de ningún sitio, sobre todo, si lo has querido y lo has mimado como a tu propio hijo.

Bien, pues una vez dejado esto en las manos de los inversores, la desconfianza fue en aumento en los apenas cuatro meses que estuvieron. Una escuela dejada de la mano de Dios, el primer equipo con grandes fichajes que se comían todo el presupuesto. Dimisiones, expulsiones de dirigentes y técnicos buñolenses de su propio club. Al final, tretas y engaños que dejaron al Buñol con una deuda enorme e inasumible para quienes vinieran por detrás. Una deuda, que ahora con el descenso a Preferente, se va a poder sufragar en menos tiempo.

A raíz de eso, ex jugadores, aficionados y amantes del club decidieron liarse la manta a la cabeza y encabezar un proceso de renovación de las instituciones de la entidad. Los inversores se habían marchado, y con ellos, casi la mitad de la plantilla. La directiva se arremangó, se puso manos a la obra y comenzó prácticamente de cero a confeccionar un proyecto para mitad de temporada. Se apostó de nuevo por futbolistas de la casa, que habían tenido que labrarse un futuro fuera de la entidad por la mala política de cantera. Además, se apostó por gente que conocía bien la entidad para apoyar al entrenador que estuviese en ese momento. Y ahí comenzó otra temporada distinta.

En lo deportivo, el CD Buñol ha buscado con ansia el objetivo de salvar la categoría. Hace unas semanas con tres victorias seguidas estuvo a punto de conseguirlo, pero en las últimas semanas la suerte no ha acompañado a los de Gabriel Ramón Florit, que sabía que tenía una tarea muy complicada por delante, aunque hasta ayer había esperanzas. El empate a 0 al descanso del Paiporta y el gol de Hugo en el 78, dio esperanza al Buñol, que se vio truncada con el empate del Rayo Ibense y con el empate también del Paiporta. No obstante, el equipo ha peleado hasta el último suspiro y los jugadores se han dejado la piel en el campo por un escudo que sentían de verdad, no como los que se marcharon a mitad de temporada porque querían sus nóminas a final de mes. De hecho, los actuales miembros de la plantilla, para no vaciar las arcas de la entidad han renunciado estos últimos meses a cobrar sus sueldos. Un gesto que habla por sí solo de una plantilla, que se ha implicado en todo momento con este proyecto.

Ahora hay que comenzar de cero en Preferente, pero como decíamos antes, con un club casi saneado y recuperado por y para los buñoleros y los aficionados al fútbol de la localidad. Además, con el apoyo de la Concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Buñol, dirigida por Marta Pérez y de una subvención de 10.000 euros más, el proyecto deberá consolidarse, sobre todo, entre la base, que es el presente y el futuro de la entidad. Y como se decía al inicio, el CD pierde la categoría, pero la directiva salva la entidad. Eso, sin duda, es lo más importante.

Aquí os dejamos unas imágenes del encuentro de ayer, gracias a David Avilés:

 

Comparte esta noticia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.