Cheste dona siete toneladas de ropa usada a Humana para darle un fin social

La reutilización y reciclaje de la ropa recogida evita la emisión de 22 toneladas de CO2, al no ser enviada a un vertedero para su incineración

Humana Fundación Pueblo para Pueblo, organización que desde 1987 promueve la protección del medio ambiente a través de la reutilización de textil y lleva a cabo programas de cooperación en África, América Latina y Asia así como de apoyo local en España, ha recogido 7.027 kg de textil usado en Cheste durante el primer semestre del año.

Humana tiene instalados seis contenedores donde la ciudadanía deposita la ropa, el calzado, los complementos y el textil de hogar que ya no utilizan y a los que Humana da una segunda vida. El servicio de recogida del textil es gratuito y representa un ahorro importante en los gastos de recogida y eliminación de residuos sólidos urbanos. La Fundación trabaja día a día para que la recogida selectiva de ropa usada y su preparación para la reutilización se consoliden como parte fundamental de la gestión de residuos.

En la Comunidad Valenciana, la entidad sin ánimo de lucro ha recogido 702 toneladas de enero a junio, un 6,54% más que en el mismo período del año anterior (659 toneladas). Esta cifra confirma la tendencia al alza de la reutilización del residuo textil, la fracción recogida selectivamente con más potencial de aprovechamiento, por encima del vidrio, el papel o el plástico.

30 años reutilizando ropa

Humana Fundación Pueblo para Pueblo fue pionera en España en la recogida y preparación para la reutilización de ropa usada: inició su actividad en 1987, utilizando contenedores de madera, sustituidos posteriormente por los actuales metálicos que garantizan altos de niveles de usabilidad y seguridad. En 30 años de recogida selectiva, la solidaridad de los ciudadanos ha permitido recuperar 276.144 toneladas de ropa, el equivalente a llenar más de cuatro veces un gran estadio de fútbol. Son prendas que mayoritariamente estaban en buen estado y cuya vida útil la Fundación ha podido alargar, para darles un fin social y promover la protección del medio ambiente.

El principal objetivo del Plan Estatal Marco de Gestión de Residuos (PEMAR 2016-2022) es reducir el volumen de residuos generado e incrementar su preparación para la reutilización y el reciclado, con el fin de disminuir la cantidad que llega a los centros de tratamiento. Tras la orgánica, los envases y plásticos, el papel y el cartón, y el vidrio, el residuo textil es la quinta fracción que más generan los españoles, y la que presenta el porcentaje de valorización más alto (por encima del 90%). Sin embargo, sólo una de cada 10 prendas que ya no queremos tiene una segunda vida; el resto acaba en la basura. De ahí la importancia de aumentar todavía más las cifras de recogida selectiva.

Las prendas que se desechan son un activo que, gestionado debidamente, se convierte en motor de progreso en España y de generador de fondos para la cooperación al desarrollo en el hemisferio Sur.

Más conciencia ambiental

El responsable del área de Recogida de Humana en la Comunidad Valenciana, Salva Palacios, explica: “Cada vez que reciclamos y reutilizamos contribuimos a proteger el medio ambiente. Promovemos la economía circular, reducimos las emisiones de gases de efecto invernadero que agravan el cambio climático y creamos puestos de trabajo. Todo ello es posible gracias al esfuerzo que ayuntamientos, empresas y entidades como la nuestra hacen para dotar a la ropa de un fin social e impulsar proyectos sociales”.

La reutilización y el reciclaje de textil contribuyen a la protección del medio ambiente y a la lucha contra el cambio climático: además de recuperar las prendas, se evita su depósito en vertedero contribuyendo a la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero (GEI). Cada kilo de ropa que se reutiliza y no es incinerado evita la emisión de 3,169 kg de CO2, según datos de la Comisión Europea.

Las siete toneladas recogidas en el primer semestre representan un ahorro de 22,2 toneladas de CO2 a la atmósfera, cosa que el planeta agradece.

Jerarquía de gestión de residuos

Las prendas depositadas en los contenedores de Humana tienen dos destinos: alrededor del 60% se trata en las plantas de clasificación de la Fundación (tres: en Madrid, Barcelona y Granada) y el resto se vende a empresas de reciclaje.

El material tratado en las plantas se distribuye de la siguiente manera:

El 62% de la ropa clasificada se prepara para la reutilización: el 13% se destina a las tiendas secondhand que Humana tiene en España y el 49% corresponde a calidad África, y se vende a precios de mercado para generar recursos para la cooperación al desarrollo.

El 28% se encuentra en un estado que no permite su reutilización por lo que se vende a empresas de reciclaje textil.

El 6% es material destinado a Combustible Derivado de Residuo (CDR) con la ayuda de empresas especializadas o a tratamiento final porque está compuesto por productos que no se pueden reutilizar ni reciclar dado su estado.

El 4% está formado por cartón y RAEE, materiales que se ponen en manos de gestores autorizados.

Comparte esta noticia

Deja un comentario