Depuración otoñal

n9 alimentacion2

Ahora que el verano ha finalizado y va llegando el otoño, es recomendable para nuestro cuerpo y mejorar nuestra salud, una depuración del organismo que nos ayude a eliminar los excesos del verano. Debemos ser conscientes de que si ayudamos al cuerpo a eliminar las toxinas acumuladas y le damos un respiro se podrán mejorar en nuestras enfermedades e incluso prevenir otras posibles.

El otoño marca un tiempo de reorganización y de cambiar pautas, se pasa de la tranquilidad o relax del verano a la actividad laboral frenética, rutina de horarios, colegios, estrés, etc.

Todo esto puede hacer que nuestro sistema inmunológico se resienta, dando paso a los catarros, resfriados, gripes u otras enfermedades, así que es un buen momento para ayudar al cuerpo a liberarse de esas toxinas o kilos que no nos benefician en nada.

Nuestro organismo tiene capacidad propia de auto depurarse, pero debido a la cantidad de tóxicos que respiramos, que consumimos con los alimentos o el agua, es aconsejable ayudarle mediante plantas medicinales, homeopatía, sales de Shüsler, alimentación ecológica, fitoterapia, dieta, ejercicio, etc.

La naturaleza es generosa y en esta época del año nos provee de alimentos beneficiosos para nuestro organismo que nos ayudaran en este cometido de limpieza y reestructuración. Por ejemplo: las uvas o las ciruelas nos ayudarán con su fibra a limpiar el intestino, las alcachofas o manzanas nos ayudan a limpiar el hígado, o las cebollas, puerros, apios nos podrán ayudar a la limpieza renal, así como algunos cítricos que son altamente depuradores como el pomelo o limón y que contienen vitamina C. También es conveniente cambiar los hábitos mientras se realiza la depuración, así como retirar los fritos, dulces, el alcohol o el tabaco, para que sea más eficiente nuestra limpieza.

Existen distintos tipos de depuración, habría que elegir la que más nos convenga o se adapte a nuestras necesidades y nuestro cuerpo. Hay que tener cuidado con las excesivamente estrictas y es aconsejable realizarlas bajo supervisión de un especialista. No se aconsejan para niños, bebés, mujeres embarazadas, así como para personas con determinadas enfermedades como insuficiencia renal, diabetes, anorexia o bulimia por ejemplo, no sería recomendable que realizaran este tipo de depuraciones sin consentimiento de su médico.

Violeta Navarro Alaix
Naturópata, Quiromasajista y Maestra Reiki

Comparte esta noticia

Deja un comentario