El C.A. Correores sube el listón en las montañas del Aneto

Han pasado solo cuatro años desde la refundación del C.A. Correores Buñol. Un año después, en 2015, Darwin Galarza se enfrentó a un reto que por aquel entonces parecía exagerado: una maratón de montaña en zona pirenaica, que le llevó 7 horas de aventura. Al año siguiente repetirían experiencia 7 corredores, acompañados de otros 4, que hacían la media maratón. Tras el inciso de 2017, donde el equipo participó en Vielha, el club volvía a enfrentarse este año al Gran Trail Trangoworld Aneto Posets. Esta vez participaban en las distintas carreras 13 integrantes del club, que podrían haber sido hasta 18, de no haber habido bajas de última hora. Junto a ellos, familiares y otros miembros del club que acudían como espectadores, hasta completar una gran familia de casi 40 personas, que tiñeron de rojo las calles de Benasque.

En lo estrictamente deportivo, el club demostró un salto de calidad impresionante. Miguel Ibáñez fue el único que se atrevió con la prueba reina, el Gran Trail Aneto-Posets, con 105 km. de pura montaña y 6.760 metros de desnivel positivo. La carrera comenzaba a las 12 de la noche, y lo hacía con sorpresa, una gran tormenta, que iniciaba el calvario que sería la noche para los corredores. Tras pasar una dura noche, el frío se apoderó de los pies del yatovense, que tuvo que hacer el descenso hasta Benasque prácticamente andando. Allí, con más de doce horas de carrera, se cambió el calzado y continuó con el desafío. Sin embargo, pasado el km. 70 y tras 17 horas, una nueva tromba de agua le obligó a abandonar en el refugio de Ángel Orús. A pesar de no haber finalizado la carrera, la experiencia está al alcance de muy pocos. Enhorabuena, Miguel.

La siguiente carrera en cuanto a distancia era la Vuelta al Aneto, de 55 km. y 3.630 metros de desnivel positivo, con tramos de una dificultad técnica importante. Sabíamos que Cristian Talón, además de tener una gran calidad, llegaba en un gran estado de forma, pero su actuación fue sorprendente. A pesar de contar con la presencia del campeón del mundo Luis Alberto Hernando, ganador de la prueba con claridad, el yatovense finalizó en séptima posición de la general, tercero en categoría Senior, dejando el crono en 8:40:34. Sin palabras. Pablo Roca también tuvo una buena actuación, finalizando en la posición 72 de la general (10:05:20), entre los más de 600 participantes que finalizaron la carrera. Los 66 abandonos son una clara muestra de la dificultad de la misma. Finalmente, Darwin Galarza y Nieves Carrascosa acabaron la carrera juntos en 11:20:16, superando algunos momentos de crisis, incluido el esguince que sufrió Nieves a falta de más de 10 km. Aún así, la buñolense finalizó 6ª de la general, 3ª en categoría Veterana.

El mismo sábado 21 de julio tuvo lugar también la Maratón de Las Tucas, de 42 km. y 2500 metros de desnivel positivo. El resfriado obligó a Javi Calvo a retirarse antes de tiempo, pero tanto José Carrascosa “Peluko” (5:40:18), 19º de la general, como Marcos García (5:58:57), 34º entre los más de 1.000 participantes, superaron sus marcas en 40 minutos. No hay quien los pare.

El domingo 22 de julio se celebró la Vuelta al Pico Cerler, de 25,5 km. y 1250 metros de desnivel positivo. Joaqui Garrigues (2:46:50), Manolo Marzo (2:58:07), Vicente Ferrer (3:09:06), Laguna Martínez (3:20:17) y Sandra Fraile (4:02:57), que fue 3ª en categoría Promesa, vistieron la camiseta roji-negra en esta multitudinaria prueba.

En resumen, una extraordinaria experiencia vivida por el club, que además de demostrar la buena sintonía que hay entre los socios, sumando año a año más adeptos al reto veraniego, dejaron el pabellón de Buñol y la comarca en lo más alto.

Pero el verano no se limita al reto montañero, ya que el calendario de carreras populares no para. El sábado 21 de julio el pueblo vecino acogió la IV 5K y 10K Alborache 2018. El C.A. Correores participó en ambas modalidades. En la de menor distancia, entre los casi 60 participantes, corrieron David Zanón junto a su hijas Candela (38:40) y Silvia (1:05:51), mientras que en la 10 k, que contó con 50 participantes, estuvieron presentes Paco Pardo (47:02) y Chimo Masmano (50:56).

El sábado 28 de julio Elena Cambres representó al C.A. Correores en la 10K XXXVI Volta a Peu a L’Eliana, con casi 1000 participantes. La buñolense demostró su nivel y finalizó como 4ª Senior Femenina, con un tiempo de 42:03 (a 4:12/km).

Y también el 28 de julio, aunque no se tratase de una carrera al uso, el C.A. Correores estuvo presente en la organización de la III Retesudo’s Run, que este año incluía piscinas de obstáculos con tomates. Nuestro nuevo presidente, Laguna Martínez, ejerció una vez más de speaker de la prueba.

El jueves 2 de agosto fue el turno para la 10K Vuelta a Pie Macastre donde, a pesar del calor, más de 400 corredores se enfrentaron a la prueba, entre ellos, seis integrantes del C.A. Correores: Marcos García (42:23), Miguel Ibáñez (43:45), que fue tercero local, Pablo Roca (44:56), Paco Pardo (51:24), Ainhoa Mas (58:52) y Miguel Grau (1:01:30).

La última carrera se celebró el pasado lunes 6 de agosto, la XXXI Volta a Peu a Turís, que se llevó un corredor buñolense afincado en Yátova, Víctor Martínez, con un impresionante 25:53. Por parte del C.A. Correores Buñol, además del ya casi habitual podio de Elena Cambres (32:47), que fue 2ª femenina, corrieron Marcos García (30:23), Tony Sanz, Paco Pardo, Francisco Carrión y Manuela Abel.

Comparte esta noticia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.