El colesterol

n9 alimentacion1

El colesterol es una molécula esencial que tiene funciones muy importantes, como la síntesis de hormonas y ácidos biliares. Si se consume en exceso, el colesterol se acumula en nuestras venas y arterias, dando lugar a problemas circulatorios. Se recomienda no consumir más de 300 mg al día. Pero lo más importante es acompañar el colesterol de las grasas adecuadas:

  • Grasas insaturadas: favorecen la formación de HDL o “colesterol bueno”. El colesterol HDL no se acumula en las arterias, sino que se dirige al hígado para ser reutilizado. Son grasas vegetales como el aceite de oliva.
  • Grasas saturadas y grasas trans: favorecen la formación de LDL o “colesterol malo”. Son grasas animales o industriales.

Estas moléculas pasan a la sangre y se depositan en nuestras arterias formando placas de ateroma.Esta placa puede ir creciendo y taponar las arterias, produciendo una angina de pecho, un infarto o un accidente vascular cerebral.

Para la prevención y tratamiento del colesterol elevado debemos evitar comer grasas saturadas presentes en la grasa animal (embutido, patés, carnes muy grasas, mantequilla, nata…), y también en las grasas de coco y palma, etiquetadas como grasas vegetales.

También deben evitarse las grasas trans, presentes en alimentos que utilicen grasas parcialmente hidrogenadas, como por ejemplo las mantequillas, la bolleria industrial, las palomitas, etc.

Es recomendable aumentar el consumo de esteroles vegetales, presentes en alimentos destinados a bajar el colesterol, ya que al bloquear parte de la absorción del colesterol, tiene la capacidad de disminuir los niveles en sangre.

Se ha observado la actividad física ayuda incrementar los niveles de HDL en sangre. Sin embargo, el tabaco los disminuye.

Laura Tello González
Dietista Nutricionista

Comparte esta noticia

Deja un comentario