“El copiloto del Germanwings tuvo voluntad de destruir el avión”

Son las palabras del fiscal de Marsella, Brice Robin, tras analizar el contenido de una de las cajas negras del Airbus A320 que hacía el trayecto Barcelona-Düsseldorf cuando sufrió el fatal impacto.

copiloto

Brice Robin ha explicado que el piloto se ausentó de la cabina “presumiblemente para hacer sus necesidades”, algo bastante habitual, y el copiloto, el alemán de 28 años Andreas Lubitz, se encerró en la cabina, bloquándola, y activó el mecanismo de descenso de manera manual. Las grabaciones extraidas de la caja negra muestran a un piloto golpeando la puerta para intentar entrar a la cabina, mientras el copiloto hacía caso omiso. Andreas Lubitz “respiraba con normalidad, no es la respiración de alguien que tiene algún problema. Escuchamos la respiración del copiloto hasta el último momento. Ni una palabra”, ha señalado el fiscal francés.

Así pues, el copiloto estrelló el avión voluntariamente, no se puede considerar que fuese un accidente. Sin embargo, de momento se descarta que pueda tratarse de un atentado terrorista, y las investigaciones se encaminarán a partir de ahora hacia el análisis del entorno de esta persona, aunque desde Alemania sostienen que no tenía conexiones terroristas ni antecedentes.

La prioridad ahora es localizar la segunda caja negra y continuar con las labores de recuperación de los cuerpos y los análisis de ADN.

Share This Post

Post Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.