El Infantil del Club Balonmano Buñol logra una victoria “in extremis” ante el Mislata

El Alevín “B” cayó, mientras el equipo sénior también perdió ante el Benetússer

Jornada negra para el equipo sénior del Club Balonmano Buñol que cayó estrepitosamente ante el Benetússer, en un partido para olvidar. El resultado final fue de 28 a 11, en un encuentro en el que no salió nada y todo fue negativo, a pesar del buen comienzo del equipo sobre todo en defensa.

Por su parte, el conjunto Alevín “B” también cayó ante el Mislata. A pesar de hacer un buen encuentro, sobre todo en lo compases iniciales, el Alevín “B” no pudo superar la gran defensa del Balonmano Mislata, que provocaba un buen numero de pérdidas, que además concluían con un gran acierto visitante de cara a gol. No importa mucho el resultado final, ya que los buñolenses se enfrentaban al mejor equipo de la categoría, y el equipo dio la cara en todo momento sin importar ser todos los jugadores de primer año.

Por otro lado, el Alevín “A” del Buñol recibía en casa a un equipo muy fuerte como es el Lliria. El partido comenzaba muy igualado, llegando al final de las dos partes con una parte empatada y otra ganado por un gol los visitantes. Después del descanso los buñolenses reaccionaron realizando un gran juego colectivo y conseguían llevarse la tercera parte. Todo se decidiría en la última parte, la cual fue muy emocionante llegando al final de ella con empate en el marcador. El partido concluía con empate 4-4 llevándose cada equipo 1 punto para la clasificación.

Finalmente, la única victoria, aunque con sufrimiento llegó por medio del Infantil. Victoria por la mínima del Infantil ante un Mislata que puso a prueba desde el primer minuto la falta de concentración de los locales. Los buñolenses lograron una pequeña ventaja en los primeros minutos pero el juego no era ni mucho menos al que nos tienen acostumbrados los chicos, cosa que se vio reflejada en el marcador de la primera parte, aún manteniendo la ventaja 8-7.

Lo peor estaba por llegar, pues los chicos de Víctor no se encontraban del todo a gusto con la defensa de Mislata y a falta de 10 minutos para el final los locales tenían una diferencia de 4 goles en contra. Fue entonces cuando tras el tiempo muerto los chicos lograron reaccionar y lucharon cada balón hasta el final, sin dar nunca el partido por perdido para lograr la remontada, en un final realmente apretado.

Share This Post

Post Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.