El traje de fallera

n2 moda

Lo que comunmente conocemos la mayoría como traje de fallera es, en realidad, un traje de valenciana. La confección de telas, vestidos y accesorios llegó a su grado de perfección durante los siglos XV y XVI, de la mano de las clases sociales más favorecidas económicamente. Sin embargo, el número de trajes de estos años es más bien escaso, por lo que se toma como punto de partida el siglo XVIII para representar los trajes de valenciana que se lucen actualmente durante las fiestas falleras. También el siglo XIX, con el Romanticismo, añade valiosas aportaciones a este pintoresco vestuario.

Las clases populares intentaron imitar a los aristócratas y cortesanos. Este hecho, junto con el paso del tiempo, nos deja una rica variedad de trajes. De hecho, el traje de valenciana empezó siendo un traje de trabajo de las labradoras valencianas allá por el siglo XVI y derivó hacia una indumentaria más elegante, usada solo en ocasiones especiales. Así que podemos concluir que el traje de fallera es el traje de fiesta que usaban las valencianas siglos atrás, no era la vestimienta habitual.

Estas fallas, sin embargo, podrás encontrar de igual manera falleras que buscan la máxima rigurosidad histórica, y falleras que visten con un estilo más personal. Todo vale.

Traje (zapatos, medias, enaguas, falda, delantal, camisa o chambra y corpiño), aderezos y peineta. Todo preparado para lucir la antigua indumentaria valenciana por las calles de Buñol.

Comparte esta noticia

Deja un comentario