El traslado de San Luis pone punto final a la Feria y Fiestas de Buñol

El tradicional castillo de fuegos artificiales tuvo que ser suspendido por la lluvia que cayó por la tarde-noche

El traslado de San Luis desde la Iglesia San Pedro Apóstol hasta su ermita, puso este año el punto final a la Feria y Fiestas de Buñol 2015. La lluvia obligó a suspender el tradicional castillo de fuegos artificiales, que fue finalmente suspendido, una hora antes debido a las precipitaciones.

Además, el traslado al santo tampoco estuvo acompañado por música, ya que los instrumentos son muy delicados frente al agua. Así pues, con la imagen de San Luis cubierta ante las inclemencias del tiempo y en un traslado rapidísimo, los vecinos y vecinas de Buñol despidieron las fiestas 2015. Sin duda unas fiestas intensas y que han llenado de alegría y luz la localidad durante diez días.

Aquí os dejamos las imágenes del traslado de San Luis a su ermita:

 

Comparte esta noticia

Deja un comentario