Errores comunes en el gimnasio. Una situación muy común con el género masculino.

Nos apuntamos al gimnasio y lo primero que queremos demostrar es cuanto podemos llegar a levantar. Error, ya que no somos competidores de levantamiento de pesas y la finalidad de practicar esta modalidad es estar sanos, fuertes y estéticamente vistosos.

En primer lugar, si no tenemos ni idea, lo mejor es ser aconsejado por el personal cualificado del centro. Mejor que ellos no te ayudará nadie. Es un error también pedir consejos a gente inexperta que cree hacer las cosas bien. Solo te llevará a la confusión.

Hay muchos factores que se necesitan para progresar en tus metas: genética, alimentación, descanso, entrenamiento, etc. Está claro que hay algunos que dependen solo de ti, pero hay otros que, si no recibes una buena atención en tu gimnasio, no llegarás a lograr mucho.

Para ganar masa muscular hay que trabajar con pesos elevados, pero siempre manteniendo una buena corrección postural. El exceso de peso hará que perdamos técnica y podríamos lesionarnos. En mi opinión, no me vale de nada que uno esté tirando 140 kilos en pres banca y que tenga un nivel de grasa excesivo y que no tenga simetría muscular, dejando otros músculos olvidados y flojos.

Por desgracia, en algunos centros suelen tener esa ideología retrógrada e informan mal al cliente, llevándolo a una lesión segura o no consiguiendo lo que ha venido buscando.

Otro error común es hacer siempre lo mismo. Normalmente el músculo suele acostumbrarse a partir de los 20 días de entrenamiento con una rutina. Si no varíamos los ejercicios, los pesos y los descansos, podemos llegar a estancarnos y no progresar apenas.

No hace falta una gran variedad de máquinas, teniendo un poco de idea o, como ya he comentado antes, un buen asesoramiento, iríamos bien.

Con las series y repeticiones también solemos cometer errores. Cuando el monitor te indica que tienes que hacer, por ejemplo, 4 series de 8 a 12 repeticiones subiendo de peso y llegando al fallo muscular, lo que se intenta es hacer 4 series buenas, pero la mayoría de gente pone el el peso de inicio, que suele ser poco, y hace 12, sube de peso y hace 12, vuelve a subir y hace 12 y en la última sube peso y hace 9. Realizando las 4 series de esa forma solo haces 1 serie bien, la última. Ya que no puedes más y has llegado al fallo, el entrenamiento se queda muy pobre en intensidad. Ahora bien, si calentamos con peso moderado y subimos a un peso que no nos deje hacer más de 10 ni menos de 8 porque no podemos y realizamos las 4 series igual, estaremos haciendo lo que toca con la intensidad adecuada. No quiero decir que solo sea esta táctica la correcta y que no existan más formas, como he dicho, es un ejemplo. A mí personalmente me gusta llevar al fallo muscular los entrenamientos, ya que he podido comprobar que llevando al límite las repeticiones obtengo progresos.

Esa táctica se utilizará en el primer ejercicio. Después, todos los demás que impliquen ese mismo músculo, se realizarán con cargas similares, sin tener que calentar, ya que hemos calentado en el primer ejercicio.

La verdad es que podría escribir mucho sobre los errores comunes que ocurren en algunos gimnasios. Para mí estos son muy importantes, ya que dependen de la calidad del servicio por el que tú pagas al apuntarte a esas instalaciones.

Son cosas importantes que no solo dependen de ti, claro está que la alimentación y otras más cosas salen de tu cuenta. Y puesto en práctica con los demás, también.

David Ortiz Carrascosa
Gerente y Monitor Between Irons

Comparte esta noticia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.