Este verano ni un kilo de más

n6_alimentacion

El verano es para muchos sinónimo de vacaciones y descanso, un momento en el que la gran mayoría solemos siempre descuidar nuestro físico y en muchos casos, podemos llegar a ganar algunos kilos de más. Casi siempre se debe a que dejamos de hacer ejercicio, descuidamos un poco más la comida, salimos más y tomamos alimentos mucho más calóricos.

Pero no solo esto influye a la hora de ganar peso, hay que tener en cuenta que el aumento de las temperaturas externas nos hace quemar menos calorías, ya que el cuerpo requiere menos energía para mantener la temperatura. En invierno nuestro cuerpo quema más calorías ya que, debido a las bajas temperaturas del exterior, el cuerpo requiere más calorías para mantener la temperatura corporal.

Lo que ahora necesitamos es hidratarnos y consumir alimentos que nos aporten sales minerales y un bajo aporte calórico como frutas y verduras. También es importante mantener unos hábitos adecuados.

Aunque estemos de vacaciones, debemos mantener unos horarios de comidas regulares que nos eviten picar entre horas.

Cuando salimos de viaje es normal comer diferente y probar nuevos sabores, pero podemos hacerlo sin cometer excesos. ¡Come de todo pero en pequeñas cantidades!

Según datos publicados, los españoles engordan una media de 3 kg durante los meses de verano como consecuencia de las cenas con amigos, los helados, los granizados y los ratos en las terrazas, de verano, donde consumimos esas cervecitas que acaban suponiendo unos kilos extras al final del verano. Además, durante estos meses, abusamos de las comidas a base de bocadillo, ya sea en la playa o en el bar. Debemos procurar elegir platos menos calóricos, como ensaladas completas y refrescantes o carnes y pescados a la plancha acompañados de verduras que nos aporten las vitaminas y minerales necesarios para reponer las pérdidas que provoca el aumento de la sudoración por el calor. Otro aspecto muy importante es la actividad física. Con la llegada de las vacaciones perdemos las rutinas y adoptamos un estilo de vida mucho más sedentario. Aprovecha el buen tiempo para hacer actividades al aire libre y quemar esas calorías de más. Siguiendo estos consejos básicos puedes disfrutar del verano sin tener que lamentarlo en septiembre.

Laura Tello González
Dietista Nutricionista

Comparte esta noticia

Deja un comentario