Un estudio de la Generalitat descarta que Cemex provoque patologías en Buñol

Desde los servicios y unidades de epidemiología de la Conselleria se monitorizan y evalúan continuamente los indicadores de salud en toda la población

Redacción.- Un estudio elaborado por la Conselleria de Sanidad sobre la evolución de la mortalidad en la comarca de la Hoya de Buñol entre 2000 y 2015 ha mostrado que el patrón que presenta la zona es similar al del resto de comarcas valencianas, por lo que no se ha detectado un perjuicio en la salud derivado de la actividad de la cementera Cemex.

Según ha explicado la Generalitat en un comunicado, el trabajo ha respondido a la petición cursada desde distintas entidades de la comarca sobre los efectos sobre la salud que pudieran derivarse de la actividad de la cementera ubicada en Buñol.

Los resultados del estudio han reflejado que, tanto en hombres como en mujeres, en el periodo analizado las principales causas de muerte en la Hoya de Buñol han sido las enfermedades cardiovasculares, seguidas de los tumores y de las enfermedades del sistema respiratorio, aunque la tasa de mortalidad por todas estas causas está bajando, lo cual coincide con lo registrado en la mayoría de comarcas valencianas.

Desde los servicios y unidades de epidemiología de la Conselleria se monitorizan y evalúan continuamente los indicadores de salud en toda la población, y mucha de esta información está disponible en internet o a petición de las personas o colectivos interesados.

En el caso de la Hoya de Buñol, debido a la preocupación manifestada por la población, se mantendrá la vigilancia de estos datos de salud y se podrán ampliar a otros indicadores disponibles.

Por otra parte, tal y como se compartió en la reunión mantenida con las personas representantes de la población de la comarca, la Conselleria de Medio Ambiente ha iniciado una campaña de vigilancia de la calidad del aire en la zona mediante una unidad móvil adicional a la fija dispuesta en Buñol.

La unidad móvil estará en los municipios de la comarca que lo soliciten. como puede ser el caso de los municipios valencianos de Godelleta, Cheste, Chiva o Macastre, que ya han manifestado su interés.

Además, recientemente se ha expuesto al público el expediente de modificación sustancial de la Autorización Ambiental Integrada de la cementera de Buñol, pendiente desde el año 2011 y que pretende implantar definitivamente, entre otros aspectos, las mejores técnicas disponibles en materia de control y mejora de emisiones en la localidad.

Comparte esta noticia

Deja un comentario