El Grupo de Montaña ATAVA completa la ruta de los 5 Picos (imágenes)

Aunque sólo fueron 10 miembros, disfrutaron de una mañana estupenda

El Grupo de Montaña ATAVA de Yátova pudo salir por fin, el pasado fin de semana a completar la ruta de los 5 Picos. Aquí os dejamos el resumen de la jornada que ellos recogen en su página web:

Este año 2017 quisimos empezarlo realizando esta ruta exigente, pero por circunstancias meteorológicas tuvimos que posponerla. Este fin de semana hemos retomado la hazaña, y aunque, debido a la orografia, las bodas, y las prefallas, el desplazamiento de efectivos ha sido de diez miembros. Aunque pocos, hemos finalizado satisfactoriamente esta gran ruta perteneciente al corazón de la Sierra Calderona, que ofrece unas vistas tanto al litoral como a las montañas y relieves más importantes de la Comunidad.
El día comienza con claros, nubes altas  y viento, que no nos permite despojarnos de la ropa de abrigo, aun habiendo unos 15º C. Durante la  primera subida, en este caso la denominada Muntanya de la Font del Senyor, nos obligará a continuar hacia el  Rodeno de la Creu, una de las más duras (posiblemente por ser la que nos pilla fríos).
Ya denotamos los materiales del terreno con calizo, silíceos y areniscas rojas, que van a sobrecargar nuestras piernas, y eso que sólo acabábamos de empezar. Primeras fotos y un pequeño descanso.
Nuestro próximo punto, cruzando por PRV.318 y pasando unos cientos de metros por ella, nos desemboca en la subida al Xocainet, corta pero intensa subida que exije los cuatro sentidos y las cuatro extremidades a pleno funcionamiento. La pérdida de la senda en algún punto, con motivo de las lluvias torrenciales acaecidas, nos obligan a ir monte a través, suponiendo un esfuerzo extra. Para ello, hacemos una parada técnica, y así desplegamos los medios gastronómicos típicos de las rutas G.E.M.A (que ciertos compañeros suelen sacar de su chistera). Vino, frutos secos, chocolatinas, galletas, café y “misteleta” nos ponen a tope para continuar la andadura.
La tónica de la ruta hasta este punto ha sido de taparse durante las subidas por las corrientes de aire fresco que habían, y, despojo de cazadoras durante las bajadas por la carencia de este, además del sudor acumulado en nuestras camisetas.
Próximo pico, Les Rojes. Continuamos por PR318, hasta alcanzar el repecho (muy intenso), una pequeña senda que obliga a ir en fila de a uno, no demasiado larga pero que exige una continuidad, para evitar que el grupo no se descuelgue y merme la buena marcha. La pinada ayuda con su ombría a refrescar y no hacer tan pesada la subida, que nos lleva hasta el alto, que tiene una plataforma de piedra donde nos refrescaremos y tomaremos una nueva panorámica de grupo.
Desde aquí descenderemos por una senda estrecha, de nuevo, que nos castigará un poco más los isquios y las rodillas, deseando ya llegar a la pista forestal que nos acercará a la Mola de Segart. Una pista larga y cómoda, que aprovecharemos para hablar en conjunto y contarnos nuestras futuras actividades, que os recordamos, quedan pendientes de fijar en el calendario del grupo.Penúltima subida, y esta vez sí, con una pendiente importante, que para completar de manera circular, vamos a ascender por un desfiladero, donde vamos a utilizar la ayuda de nuestros compañeros ante la difiultad y verticalidad del mismo, véase la foto siguiente testigo de nuestra subida al collado.
Coronada la cima, y comenzando a nublarse el mediodía, chaquetas de nuevo, para protegernos del viento que sopla más intensamente en la cima de este precioso y espectacular collado. Este nos permite una panorámica de 360º, siendo visibles los ilimitados caminos, sendas y pistas de la zona, como punto estratégico de senderistas, corredores y ciclistas de montaña. Se puede divisar, además de la ciudad de Valencia, la albufera y todo su litoral, zonas montañosas tan conocidas como: por el sur,  Mondúber y Montgó, por el N/NO, Sª Espadán, Eslida. Garbí, entre otros, también Desierto de las Palmas de Castellón siguiendo el litoral Norte, así como cumbres como la de Valdelinares, que todavía muestra gran cantidad de nieve desde nuestra divisoria.
Espectacular vista recomendable y accesible también desde la población de Segart, sin necesidad de realizar toda la ruta de los Cinco Picos. Foto del grupo en panorámica, en nuestro cuarto pico, y ya con ánimos enfrentándonos a nuestra penúltima bajada, por el lateral del camí de la Mola, dirección a El Verd, bordeando de nuevo el collado completamente para volver al punto inicial de la pista.
Nos queda poco, y las fuerzas empiezan a flojear, teniendo a miembros del grupo con problemas físicos. Aun así último tramo de subida por el lateral del barranco de la Boneta, guiándonos, al Puntal del Flare, bajando de nuevo este,  que nos unirá una vez más a la ruta del GR10, desembocándonos, hasta el  pico del Águila, donde nuestra ruta finalizará, tras una larga bajada, hasta el convento del Santo Espíritu, acompañados en este margen por chumberas envejecidas, madreselva, palmito y otra vegetación típica de la zona de la sierra Calderona, que se encunetra en abundancia en este tramo.
Prueba superada, tras una gran ruta que nos ha llenado de satisfacción y nos ha ofrecido todo lo que un senderista desea: disfrute, grandes paisajes, buena compañía y exigencia en ruta.
Aquí os dejamos las principales imágenes del Grupo de Montaña ATAVA en la ruta de los 5 Picos:

Comparte esta noticia

Deja un comentario