Intenso debate en Cheste sobre los modelos de jornada educativa

De los centros educativos de Cheste, solo el CEIP Blasco Ibáñez ha iniciado el proceso en el marco del Plan Específico de Organización de la Jornada Escolar, y así implantar la jornada continua

La Concejalía de Educación del Ayuntamiento de Cheste organizó ayer, miércoles, una charla y debate sobre modelos de jornada educativa.

Participaron Sandra Albiol, profesora de antropología social y sociología de la Universidad de Valencia; Javier Juan, profesor de FP y representante del sindicato STEPV y Ramón Torres, maestro jubilado, representante de la Federación MRPs del PV, además de la edil de Educación de Cheste, Mª Ángeles Llorente, que hizo de moderadora e introdujo el debate.

Más de 70 personas asistieron al acto y participaron activamente, con unos ponentes que dieron información sobre ventajas e inconvenientes de los diferentes modelos de jornada que se plantean, para el profesorado, las familias y especialmente para los alumnos.

Mª Ángeles Llorente ha asegurado que el objetivo de la charla “se ha cumplido perfectamente, porque buscábamos que la comunidad educativa tuviera todas las herramientas para decidir con criterio”, y ha añadido que los ponentes “expusieron con claridad todas las posiciones, para valorar pros y contras, haciendo un llamamiento a la sana confrontación de ideas, poniendo siempre como prioridad al alumnado y a la calidad de la educación“.

Conciliar el horario familiar, el horario docente y el horario del alumnado, la legislación al respecto, los estudios realizados, las experiencias de los centros que lo han implantado los dos últimos años de forma experimental, o la experiencia de los docentes y de las familias fueron los temas que se pusieron sobre la mesa para el debate.

Un centro de Cheste inicia los trámites

De los centros educativos de Cheste, solo el CEIP Blasco Ibáñez ha iniciado el proceso en el marco del Plan Específico de Organización de la Jornada Escolar, y así implantar la jornada continua.

En caso de que la conselleria admita el proyecto presentado, se pasaría al proceso de aprobación. En caso de que la conselleria admita el proceso, se pasaría al proceso de aprobación, que requiere una mayoría de dos tercios del claustro, de dos tercios del consejo escolar y un mínimo de votos a favor del 55% de los padres y  madres censados.

Comparte esta noticia

Deja un comentario