La Fiscalía de Menores detecta una sobreocupación del 50 % en el centro de menores de Buñol

Un informe señala tras una inspección sorpresa que el centro está colapsado

Según publica el diario Levante-EMV la situación de sobreocupación del centro de menores de Buñol, apenas unos meses después del traslado tras el cierre del centro de Monteolivete, es preocupante. Así lo concluye un informe que la Fiscalía de Menores de València está elaborando tras una inspección sorpresa realizada a las instalaciones el pasado 30 de octubre. En su visita dos fiscales pudieron comprobar cómo había un sobreexceso de plazas ocupadas con un 50 por ciento superior a su capacidad, fijada en 30 plazas. De hecho, la semana pasada la ocupación estaba entre 40 y 50 menores alojados.

Desde la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas se atribuye esta situación a que en estos momentos estan llegando a tierras valencianas el doble de Menas (menores no acompañados) que el año pasado. Muchos de ellos extranjeros que tiene que ser reubicados en centros de recepción, con la limitación de plazas que se arrastra de años atrás. Así, respecto a la ocupación actual en el centro de la Foia aseguran que solo se supera en uno su capacidad, y que «es circunstancial».

No obstante, este periódico ha podido saber que hace tan solo una semana, durante la visita sorpresa de la Fiscalía de Menores se comprobó que había más de 40 menores alojados en dicho centro de recepción. El problema no es coyuntural sino que podría ir a más, ya que en la provincia de València solo se cuenta con dos centros de este tipo, uno en Buñol y el otro en Alboraia. Y este último es solo para menores de hasta doce años de edad. Aunque hay alternativas como pisos de emancipación y algunos de los internos suelen estar de paso apenas unos días, el ‘colapso’ en el centro de Buñol es una constante desde su apertura como centro de recepción de la Conselleria el pasado mes de julio.

Mismos problemas que Monteolivete

Aunque en el mes de julio los menores fueron trasladados a Buñol tras el cierre del centro de Monteolivete, por las numerosas deficiencias detectadas por la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, desde entonces los problemas no han cesado. Tanto el Síndic de Greuges como la inspección de Trabajo han detectado problemas similares a los que arrastraba Monteolivete, como colapso de internos en el establecimiento, falta de personal e instalaciones antiguas.

A todo ello se suman distintos incidentes, como la caída accidental de un interno de 16 años durante una excursión por el río apenas unos días después del traslado, un reyerta entre numerosos menores en el mes de agosto o el más reciente, la denuncia por abusos de una interna por parte de otros compañeros.

Como medidas para frenar estos problemas la Conselleria va a reforzar el servicio con 14 nuevos profesionales y además está reduciendo el tiempo medio de estancia de los menores, pasando de una media de 18 meses a solo 34 días, según fuentes de Igualdad y Políticas Inclusivas.

La Conselleria amplía el personal con 14 profesionales

El centro de recepción de menores de Buñol contará con catorce nuevos profesionales, una medida a la que la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas destinará 176.000 euros y que permitirá mejorar la atención a los usuarios del centro. En concreto, el centro de Buñol contará con diez auxiliares de contención, tres mediadores interculturales y un agente de igualdad a media jornada, según fuentes de la Conselleria. Así se comunicó ayer a los sindicatos durante la reunión de la comisión de seguimiento del acuerdo de distribución del centro de recepción de menores tras su traslado de Monteolivete a Buñol.

 

 

 

 

Comparte esta noticia

Deja un comentario