La importancia del long tail en marketing de contenidos

dominical-gazquez-23-10-16

Para cualquier página web que ofrezca productos o servicios, es básico alcanzar una de las primeras posiciones en los habituales motores de búsqueda de tipo Google. Por eso, las técnicas de posicionamiento (serch engine optimization) son vitales si queremos tener presencia válida y eficaz en Internet. Como el posicionamiento se realiza principalmente mediante una serie de palabras claves (keywords), cuanto más específicas y completas sean las mismas, más efectivas serán nuestras campañas. Esa es, básicamente la teoría del denominado long tail.

Las palabras claves genéricas son más eficaces en los mercados de masas

En el marketing digital podemos distinguir entre mercados muy diferentes, según el tipo de productos que constituyen la oferta. Cuando hablamos de mercado de masas nos referimos a una categoría de productos de número reducido, pero con una demanda muy grande. En el extremo contrario, encontramos los denominados nichos de mercado, en los cuales tenemos cantidad grande de productos con poca demanda, pero que global considerados producen un alto volumen de ventas.

Si se trata de posicionar ambos tipos de mercado, debemos resumir la cuestión a las palabras claves (keywords). En este caso, a los mercados de masas les resultará suficiente con keywords más genéricas, del tipo “coches”, “viviendas” o “vacaciones”, que cuentan con volumen enorme de búsquedas. Como contrapartida, estas palabras claves tan genéricas tienen enorme competencia, con lo cual el posicionamiento específico resulta muy complicado ciñéndonos a ellas de modo estricto en la estrategia de marketing de contenidos.

La estrategia de long tail nos ayuda a posicionamientos más específicos

Si conseguimos que la keyword usada para posicionarnos sea muy específica, el volumen de búsquedas no va a ser tan elevado. Pero, como ventaja conseguiremos reducir la competencia y acercar más al cliente hacia nuestro producto. En resumen, esa sería base fundamental del mencionado long tail, que implicaría la utilización de keywords más específicas y largas, del tipo “coches baratos de segunda mano” o “con las cerraduras no tienes que escatimar”.

Como resumen de esta estrategia de long tail, se puede afirmar que cuantos más términos contengan las palabras clave y mayor longitud, más fácil será un posicionamiento para un objetivo muy concreto aunque, obviamente, haya menos personas que lo busquen. No obstante, y como ventaja adicional, es más probable que el usuario que busque términos tan concretos acaben mostrando interés por nuestros productos que aquel que solo utilice términos genéricos para sus búsquedas.

Javier Gázquez.
Experto en marketing ‘on line’.
Fundador de la web ‘blogtimista

 

Share This Post

One Comment - Write a Comment

Post Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.