“La Tomatina” de Buñol pone en marcha un plan especial para evitar el acoso a las mujeres

Además, el Ayuntamiento de Buñol ha puesto en marcha una campaña especial contra la violencia machista

image1

El dispositivo de seguridad de “La Tomatina” se incrementará este año en cien efectivos (hasta un total de seiscientos) con un objetivo: poner coto a los casos de agresiones sexuales a mujeres. Los precedentes de las últimas fiestas de San Fermín y una denuncia registrada en 2012 en “La Tomatina” explican el aumento del dispositivo de seguridad para la fiesta que se celebrará el próximo 31 de agosto.

De hecho, en el año 2012, una joven de diecinueve años denunció una violación al término de “La Tomatina”. En noviembre de 2013, la Audiencia Provincial de Valencia condenó al agresor a siete años de prisión por un delito de agresión sexual. Junto a la pena de prisión, la sentencia fijó la prohibición de aproximarse a la víctima a una distancia inferior a 300 metros por el periodo de ocho años. Asimismo, se le impuso una indemnización de 30.000 euros para la víctima.

Los promotores de la Tomatina no quieren que se repitan hechos como éste y extremarán la seguridad a lo largo del recorrido de la fiesta, en la que se espera la participación de 22.000 personas.

Además, el Ayuntamiento de Buñol ha puesto en marcha una campaña especial contra la violencia machista. El Consistorio, en colaboración con la administración autonómica, va activar un protocolo especial “contra la violencia de género, los abusos machistas y cualquier otro tipo de violencia que pudiese darse hacia cualquier otro colectivo de especial vulnerabilidad, para prevenir cualquier intento de este tipo de conductas, dada la gran afluencia de personas que se darán cita en La Tomatina y durante el resto de las fiestas”.

Desde el Ayuntamiento avisan de que “vamos a mantener una actitud de tolerancia cero ante estos comportamientos, y consideramos de máxima importancia la activación de éste protocolo de intervención en caso de cualquier intento de abuso, acoso, o actitud repudiable que se pudiese cometer contra cualquier persona de especial vulnerabilidad durante el desarrollo de nuestras fiestas”.

“La seguridad del aforo de 22.000 personas estará coordinada por Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, el Cuerpo de la Policía Local y miembros de protección civil y sanitarios”, según explicó en subdelegado del Gobierno en Valencia, Juan Carlos Valderrama, quien destacó que “se espera que el 60% de los asistentes sean extranjeros, principalmente del Reino Unido, Francia y Australia, aunque se observa un aumento de los turistas procedentes de Japón y Rusia”.

Buñol puede llegar a duplicar su población durante el día de la Tomatina y los días previos, de ahí que la prioridad de este dispositivo sea «hacer vivir la fiesta con el día a día de los vecinos».

En la pasada edición de esta fiesta se volvió a reducir el número de denuncias, con un 15% menos de las interpuestas en la Tomatina 2014.

Comparte esta noticia

Deja un comentario