La tumba de Borso Di Carminati

n22-historia-borso

“Vamos muchacho, paso redoblado”*

 

*Célebre frase atribuida por The Times y Carlos Beolchio a Borso di Carminati cuando caminaba hacía su fusilamiento ante el trinar lento del tambor.

Al entrar al Cementerio de Buñol por su entrada principal, girando a la derecha al pasar unos “bibeles”, en la misma pared se encuentra una lápida funenaria que no está en perfectas condiciones, donde aparece el escudo de armas del finado, estandartes, medallas y alegorías a su pasado militar. En ella reza: “Aquí yacen los restos mortales del Exmo Sr. D. Cayetano Borsso Di Carminati natural de Malaga Caballero Gran Cruz de las Reales Ordenes de Ysabel la Católica y Militar de San Fernando de la Tercera y Primera Clase de… la torre y la Espada y San Cristo… Portugal Condecorado con otras y Mariscal de campo de los ejércitos nacionales. Muerto el 11 de Octubre de 1841. Su desconsolada esposa e hijo… este monumento en su memoria…”

Tal vez sea la tumba de la persona más ilustre de todo el camposanto, la tumba de Cayetano Borso di Carminati, Mariscal de Campo del ejército Isabelino o Cristino. La lápida estaría ubicada en el antiguo Cementerio de Buñol, sito en la loma de La Violeta hasta 1886, y sería trasladada posiblemente sin los restos óseos al “nuevo” del Maset (tiene 130 años) por su gran valor histórico.

Gaetano Borso di Carminati nació en Málaga en 1797.Hijo de padres genóveses, cursó carrera militar en Italia desde 1815. De tendencia progresista, es afín a las revoluciones instigadas por Guiseppe Mazzini, conocido como padre de la patria italiana. Como joven teniente de la Brigada de Aosta, conocería la sociedad secreta libertaria Los Carbonarios, con rituales y pensamientos cercanos a la Masoneria, y participó de forma activa en los levantamientos para conseguir una República italiana unida, lo que le acarreó la pena de 20 años de galera, que obvió huyendo a Barcelona, donde en 1821 se pone al servicio del bando constitucionalista de Rafael de Riego a cargo de voluntarios catalanes, tras la caída del trienio liberal. Tras la Batalla del fuerte del Trocadero en Cádiz en agosto de 1823, huye por Gibraltar a la Isla de Jersey, y posteriormente vive en Bath, Inglaterra, dando clases de italiano durante 6 años. Su espíritu liberal y combativo lo traslada a Francia, donde participa en la Revolución de julio de 1830 a las órdenes del General Polignac.

De ahí intentaría otra vez participar sin suerte en diferentes levantamientos revolucionarios en Italia, hasta que entra al servicio de Don Pedro de Portugal de 1832 a 1835 en defensa de los derechos de la hija de este, María de Portugal, y los derechos constitucionalistas frente al absolutismo del Regente Miguel de Portugal. El 29 de Septiembre de 1832 recibe la Cruz de comendador de la Torre y la espada por la Toma de Oporto. Allí formará el regimiento ”Cazadores de Oporto” con el cual es seducido por el Coronel De Gand en participar en la Guerras Carlistas a favor de la Regente María Cristina, madre de Isabel II, frente a Carlos de Borbón hermano de Fernando VII. Allí será Comandante General de la Brigada Auxiliar de la derecha del Ebro, participará con el General Oraá en el sitio de Morella y la campaña contra los carlistas Cabrera y Forcadell, que le llevará a la lucha y batalla en nuestra comarca, tras ganar la Batalla de Chiva del 15 de Julio de 1837.

Por esta acción victoriosa recibirá la Cruz de San Fernando. Ese será un contacto vital para esta breve historia, y el por qué residen sus restos en Buñol. Pero no finaliza ahí la historia de D. Cayetano, siempre se sentirá menospreciado por los mandos militares, y tras perder la vista del ojo derecho por una herida en la cabeza, pide traslados que no son concedidos para su mejor tratamiento. Además, cae en desgracia por la intervención del General Van Halen. Esas circunstancias de descontento, más la política del Regente Espartero, le llevarán a sublevarse en Zaragoza para intentar juntarse a O´Donell y derrocar al regente y reponer a María Cristina. Tras ese fallido intento es apresado y condenado a muerte por sedición.

Será fusilado el 11 de Octubre de 1841, hace 175 años. Antes, se casará con la catalana Rafaela Anzano y Parreño en 1837, viuda que recibirá en 1845 30.000 reales de pensión en compensación por la ejecución de su marido y los servicios prestados a la patria. Del matrimonio nacerá un único hijo en 1841, Emilio Borso Di Carminati, ilustre político, diplomático, abogado criminalista, escritor afincado en Buñol en la Calle San Luis Nº13, que fue miembro del Ayuntamiento de Buñol, firmante del apoyo al alzamiento de la primera República en 1873, y posteriormente miembro del Partido Conservador de Romero. Curiosamente tiene un libro en contra de la pena de muerte.

Entre sus descendientes consta el Gran Arquitecto valenciano Cayetano Borso di Carminati, del cual es gran parte de la Plaza del Ayuntamiento de Valencia y el edificio de las Bombas Gens. Esta familia estuvo veraneando en Buñol hasta los años 70 en la misma casa mencionada. Y en Buñol, entre Ventamina y La Peraleja, está la Finca de Borso y la Fuente Borso.

José Luis Carrascosa García
Ldo. Derecho, Recolector de Historias

Comparte esta noticia

Deja un comentario