Las imágenes de los actos en honor a Santa Cecilia de “La Armónica” de Buñol

Los actos comenzaron el día 16 de noviembre con una cena de sobaquillo en el local de la sociedad a la que toda la comunidad litrera estaba invitada, por lo que tuvo una gran acogida

 

Redacción.- El pasado 22 de diciembre fue el día de Santa Cecilia y como se ha convertido en tradición, el CIM La Armónica celebró durante toda la semana diversos actos dedicados a la patrona de la música.

Los actos comenzaron el día 16 de noviembre con una cena de sobaquillo en el local de la sociedad a la que toda la comunidad litrera estaba invitada, por lo que tuvo una gran acogida. Y por fin, el domingo 18 comenzó a sonar la música: la Orquesta y la Banda Juvenil armonizaron la mañana en la que se llevó a cabo la entrega de diplomas a los alumnos que habían finalizado sus estudios en la escuela de música Manuel Carrascosa y a los que ingresaban en la Banda Juvenil. Hay que felicitar a estos jóvenes por el esfuerzo y el trabajo que han hecho para llegar hasta aquí.

El jueves 22, día de la patrona de la música, se celebraron diferentes actos. Por la mañana se llevó a cabo la misa en honor a la santa, tras la cual todos los litreros fueron invitados a disfrutar de la “chocolatá” en el bar El Litro que elaboran cada año las más expertas chocolateras de la sociedad. Durante esta jornada vespertina, los niños fueron los protagonistas, ellos también pudieron disfrutar de un buen chocolate caliente, además de diversas actividades lúdicas, entre las que destacó el II Concurso de dibujo navideño para el cartel del concierto de Navidad de la Banda Juvenil y Orquesta.

La guinda del pastel de los actos de la semana llegó de manos de la Banda Sinfónica de La Armónica. El programa que el director, José Tello Espert, eligió para este día estuvo formado por las siguientes obras: en la primera parte, la sinfónica interpretó Homenaje a la tempranica, del maestro Rodrigo, Gran fantasía española, de Ricardo Villa y por último, el Concierto para dos trompetas, de Erik Morales. Esta última obra tuvo como protagonistas a dos grandes trompetistas de La Armónica, Antoino Cambres y Paco Marzo, quienes actuaron como solistas. Antonio Cambres es un trompetista de fama reconocida. Ha trabajado como solista en prestigiosas orquestas, como la de Sevilla o la de Madrid, donde actualmente tiene la plaza. Pero el joven Paco Marzo tampoco le va a la zaga; su juventud no le ha impedido destacar como trompetista lo que le ha llevado a colaborar en orquestas como la de Oviedo o la de Valencia. En la actualidad, es profesor del conservatorio San Rafael de Buñol. Tras la interpretación de esta última obra, la banda obsequió al público con otra obra, Rolipops, de Jean François Michel, en la que también intervinieron los dos trompetistas.

El intervalo entre las dos partes del concierto comenzó con la imposición de la Representante de La Armónica, Airam Rehués Font, del corbatín conmemorativo a la bandera. Después de este momento, llegaron las novedades. No se dio entrada a la Banda Sinfónica a nuevos músicos, pues estos se incorporarán cuando finalicen el segundo curso en el conservatorio. Esto permitió detener la atención en los socios de La Armónica, concretamente en dos abonados que recibieron un premio muy especial, y es que dos afortunados podrán vivir el próximo concierto desde dentro, como si de dos músicos más se tratase. Se convertirán así en los músicos infiltrados. Para ello, la presidenta de la banda, Elena Villar, les hizo entrega de la corbata de músico que les permitirá ser un músico más en el concierto de Navidad, el día 29 de diciembre.

Pero la jornada dio para mucho más. Se reprodujo un vídeo rememorando los mejores momentos que la Banda Sinfónica vivió en el viaje que realizó el pasado mes de octubre a Portugal, donde participó como banda invitada en el IV Festival Internacional de la ciudad de Alhandra. Además, se hizo entrega de los premios a las mejores fotografías del viaje. Los ganadores fueron Amparo Criado y Pablo Perpiñán en la categoría de músico y Consuelo Esteve en la de acompañante.

Una vez finalizados los actos, comenzó la segunda parte del concierto, en la que la Banda Sinfónica interpretó Blue Shades, de Ticheli, a la que siguió Ghost train, compuesta por Whiteacre. El cierre de la velada musical lo puso la interpretación del Himno Litrero, de Masmano y Díaz.

El colofón final de la noche tuvo lugar con la cena homenaje al músico litrero, a la que asistieron todos los músicos, socios y simpatizantes que así lo quisieron.

Aquí os dejamos algunas imágenes del concierto de Santa Cecilia y de los actos de “La Armónica”, gracias a la sociedad y a David Avilés:

Share This Post

Post Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.