Libros, niñ@s y sentimientos

En ocasiones, es complicado explicar a los niños los procesos y situaciones de la vida, y muchas mamás y papás no saben muy bien cómo hacerlo. Afortunadamente existen cuentos infantiles que ayudan a que los peques comprendan un poco mejor lo que significa la muerte de una persona cercana, la separación de sus padres, e incluso algo tan simple como la tolerancia y la autoestima. Este mes hemos decidido dedicar el artículo a todas las mamás y papás que quieren ayudar comprender a los peques de la casa en temas un tanto difíciles. Desde luego existen muchos más títulos y temas de los que se van a mencionar aquí, sin embargo esperamos que os sirvan de ayuda y os resulten útiles.

La muerte y el duelo
Quizás sea uno de los temas más complicados de explicar a los niños. Si para un adulto la pérdida supone un proceso difícil de superar, los niños no están exentos de esas emociones. Es importante hablarles del tema con naturalidad para que poco a poco se vayan “familiarizando” con el proceso final de la vida. Existen muchísimos títulos al respecto, algunos de ellos tratan de forma específica la muerte como consecuencia de una larga enfermedad, un ejemplo es Julia tiene una estrella (Eduard José, editorial La Galera); otros, sin embargo, se centran en la sensación de vacío que queda tras la pérdida de un ser querido, Vacío (Anna Llenas, editorial Bárbara Fiore). También existen otros títulos cuyo hilo conductor es concretamente el fallecimiento de los abuelos, como ¿Dónde está el abuelo? (Mar Cortina, Tándem Edicions) o Mi abuelo y yo (Núria Pareda, Editorial Juventud). Es importante también explicar a los niños los sentimientos que le pueden generar la muerte de una persona cercana, para ello, uno de los mejores libros que existen al respecto es No es fácil pequeña ardilla (Elisa Ramón y Rosa Osuna. Kalandraka), donde los niños recorrerán, junto con la ardilla protagonista, el camino de las emociones, consecuencia de la pérdida: ira, tristeza, vacío etc. También existen libros que, no solamente explican lo que significa la pérdida, sino que también aportan un punto de vista positivo al recordar los buenos momentos vividos con esa persona. En El árbol de los recuerdos (Britta Teckentrup, Nube ocho), vemos como su protagonista, Zorro, tiene que despedirse, pero antes hace un balance de su vida recordando los momentos más felices de ella.

La separación de papás y mamás
La separación de los padres es un momento delicado para un niño y, es recomendable, que a pesar del momento difícil que en ocasiones supone este hecho, los papás y mamás se centren en los sentimientos que esto genera en sus hijos. Nos referimos concretamente a ir más allá y descubrir qué están sintiendo en su interior. La mayoría de veces esta situación no es reversible y hay que preparar de forma muy consciente a los peques para que esto, a la larga, no suponga un problema o trauma. Generalmente los niños quieren que todo sea como hasta ahora porque les resulta complicado adaptarse a la nueva situación, para ello recomendamos Como antes (Ana Tortosa, Edelvives), donde se centran en los buenos recuerdos que han vivido todos juntos para dar paso a una nueva etapa; y Simon. Días sin cole (Juliet Pomes, Tusquets). Existen otros títulos igualmente recomendables como El mar a rayas (Susana Barragues Sainz , A Fortiori), Vivo en dos casas (¿y qué?), (Miren Agur Meabe, Editores Asociados) o Los juegos de Berta (Clara Redondo y Chema Gómez de Lora, CEAPA), entre ellos.

En ocasiones, con una separación surgen familias nuevas, y los peques no se acaban de adaptar a los nuevos núcleos familiares, ya sea porque echan de menos su antigua familia, o por cualquier otro motivo que implique un cambio que no desean. Para facilitar el nacimiento de nuevas familias y que los niños y niñas puedan adaptarse felices y sin complicaciones a estas nuevas situaciones encontramos títulos como Cuando se irán estos (Ute Krause, Editorial Juventud) o Vaya lío de familia (Pascale Francotte, La Galera).

La expresión de las emociones
Otro aspecto importante relacionado con esta temática es el favorecer que los niños muestren y expresen cómo se sienten respecto a las distintas situaciones que la vida nos depara durante la infancia, y que a la par también sean capaces de empezar a empatizar y comprender los sentimientos ajenos. La inteligencia emocional juega un papel fundamental en estas ocasiones, y conscientes de la problemática durante los últimos años numerosos títulos destinados a los pequeños han ido apareciendo en el mercado editorial. Emocionario (Rosa Collado Carrascosa, editorial Palabras Aladas), a modo de diccionario de sentimientos, es uno de los que comprenden un mayor abanico de emociones, escrito por una psicóloga y psicoterapeuta describe cuarenta y dos estados emocionales a gestionar, desde la emoción hasta la inseguridad. Otro buen ejemplo de recopilación de sentimientos es El gran libro de las emociones (Esteve Pujol i Pons, editorial Parramon), que los trabaja mediante una serie de cuentos cortos que desarrollan ideas que van desde cómo convivir con los demás a la aceptación de uno mismo. Las pequeñas y grandes emociones de la vida (Montse Gisbert, editorial Algar) es un pequeño álbum ilustrado, que huye del formato cuento para encargarse de definir emociones en forma de pequeñas anotaciones que nos permiten amplias y variadas interpretaciones. Sirvan estos tres de muestra por los diferentes enfoques que toman, aunque existen muchas otras opciones fantásticas como Diario de las emociones (Anna Llenas, editorial Paidós), Érase una vez un niño comepalabras (Marlet y Jordi Sunyer, editorial Babulinka Books) o Las emociones de Max (Anna Carpena, editorial Timun Más).

Beatriz Ginés Fuster
Licenciada en Hª del Arte

Amparo Gómez Pérez
Licenciada en Humanidades

Comparte esta noticia

Deja un comentario