Música (poesía)

Para finalizar la temporada y desearles a todos un feliz verano, subo un poema que me parece bastante apropiado teniendo en cuenta las próximas fechas de Feria y Fiestas, donde la música cobra su majestuosa realeza para deleite de todos, nacidos o no, en esta tierra de singular arte y belleza.

Música

Hoy no hablará mi poesía

de La Armónica ni de La Artística,

de “Litros” ni “Feos”,

sino del arte musical.

Música, dice el diccionario

es el arte de expresar

determinados sentimientos

por medio de sonidos armónicos,

melódicos y rítmicos.

Música, como yo la siento

también es poesía

por medio de dulces notas

que el compositor expresa

de manera sutil y hermosa.

¡Pero cuantas cosas más

se podrían decir de ella!

Es el lenguaje universal

que une pueblos y provincias,

colores, razas, y hasta se dice

que las fieras amansa.

¡Qué legado musical nos dejaron

aquellos grandes genios!

desde el Barroco al Clasicismo

pero hoy nos detendremos

en la era del Romanticismo.

Por ello es justo y necesario

citar para mi gusto personal

a Wolfgang Amadeus Mozart,

Fran Schuber, Brams

y como colofón el Sordo Genial,

Ludwig van Beethoven.

Su música atormentada

conflictiva y llena de claridades

fue un poderoso estímulo

para todos los sectores.

Y de las anteriores épocas

y posteriores ¡ya ni hablemos!,

son todos y cada uno de ellos

los que con sonatas y sinfonías

llenaron el mundo de melodías.

¡Y no puedo terminar mi exposición

de esta semblanza musical,

sin citar a las gentes de Buñol

como musicólogos entendidos

que a todos los Conciertos acudimos,

porque tenemos en ellos amigos,

conocidos y familiares

aunque el calor de los aplausos

impidan siempre escuchar

los últimos compases!

Fina Simón.
Pintora y Poetisa.

Comparte esta noticia

Deja un comentario