¿Y si recuperamos un clásico?

Ahora que ya es septiembre, la mayoría hemos vuelto de las vacaciones, hemos recargado las pilas y se impone una vuelta a la rutina, la cabeza se nos llena de buenos propósitos lectores. Todos queremos retomar ese libro que dejamos a mitad hace un tiempo, reducir la lista de pendientes o ponernos con aquella historia que nos recomendaron hace un tiempo. Como nosotras también sufrimos de este mal y no podíamos ser menos nuestro propósito ha sido: “¿Y si recuperamos un clásico?” Esta es nuestra selección:

 

Odisea, de Homero (ed. Austral) 

Porque ya que volvemos a los clásicos lo hacemos por la puerta grade. Un clásico de la literatura griega que siempre hay que tener en cuenta. Estamos ante un libro de viajes pero también mucho más, una historia épica con la que disfrutar de las artimañas de Odiseo (Ulises en el mundo latino) para conseguir volver a casa. El poema de Homero, dividido en 24 cantos, nos narra las aventuras vividas por el héroe Odiseo en su viaje de diez años de vuelta a su casa en la isla de Ítaca.

 

Niebla, de Miguel de Unamuno (ed. Austral) 

Un clásico muy moderno, en el que el propio escritor es parte de la propia historia novelada. En su “nivola” (la palabra inventada para designar a la novela que le gustaba al escritor) Unamuno describe las angustias existenciales de su protagonista Augusto Pérez: “¿qué es vivir?, ¿para qué?, ¿por que amar a alguien? Y para hallar la respuesta decide visitar al reconocido escritor Miguel de Unamuno, que para acabar de agravar su crisis existencialista le desvela que no es más que un personaje suyo, su creación, pero también algo más que tendrá que descubrir.

 

Zorba el griego (vida y andanzas de Alexis Zorba), de Nikos Kazantzakis (ed. Acantilado)

Siguiendo en la estela del sentido de la vida se sitúa esta novela de principios del siglo XX, que al mismo tiempo también recuerda a los griegos. Un joven intelectual griego se encuentra desorientado, no sabe hacia dónde va su vida ni que hacer con ella cuando durante un viaje a Creta se encuentra con el misterioso buscavidas Alexis Zorba, que le redescubrirá la belleza de la vida y devolverá las ganas de vivir.

 

Ancho mar de los Sargazos, de Jean Rhys (ed. Anagrama)

Un clásico que referencia a otro clásico, una novela escrita a modo de precuela de Jane Eyre. Jean Rhys recupera a la enigmática primera esposa de Rochester, que vive loca y encerrada en el ático en Jane Eyre, y se sirve de ella pero contarnos la historia de Antoinette Cosway, la joven jamaicana casada con el señor Rochester, que lleva una infeliz existencia dentro en la sociedad inglesa rural a la que no pertenece ni de la que tampoco se siente parte.

Beatriz Ginés Fuster
Licenciada en Hª del Arte

Amparo Gómez Pérez
Licenciada en Humanidades

Comparte esta noticia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.