Los Ayuntamientos y plataformas de La Hoya recuerdan a Cemex que “una fábrica que quema residuos es una instalación de co-incineración”

Lo han hecho en un comunicado conjunto al que se han adherido plataformas ciudadanas y alcaldías de la comarca

Los Ayuntamientos de La Hoya de Buñol-Chiva y las plataformas ciudadanas han recordado a la empresa Cemex que “una fábrica de cemento que quema residuos es una instalación de co incineración de residuos“.

Este es el principal mensaje de un comunicado conjunto de las plataformas ciudadanas y de todos los alcaldes, tenientes de alcalde y ediles de Medio Ambiente, así como de la Agrupación Electoral por Yátova.

Este comunicado conjunto surge, según reza el texto “ante las últimas declaraciones de la empresa Cemex y de los rumores vertidos en los medios, sobre los ceses de algunos cargos en la Conselleria de Medio Ambiente“. A este respecto, según el comunicado, la Mesa Comarcal quiere hacer llegar a la ciudadanía las siguientes reflexiones:

En primer lugar,”nuestro respaldo total a la Alcaldesa de Macastre, en su defensa  de la salud medioambiental de la comarca; codo con codo con el resto de alcaldías y concejalías, así como con las Plataformas “Pro Hospital y Aire Limpio”, con quienes asistió a las tres reuniones en las que todas manifestamos nuestra honda preocupación por las consecuencias de tener tan cercana a la población una empresa que gestiona, co incinera o valoriza residuos“.

A este respecto, el texto recoge que “consideramos improcedente e inadecuado que la empresa Cemex envíe un burofax a Mª José Casero, pidiéndole que se retracte de unas declaraciones en las que desde el ayuntamiento de Macastre solo intentaban explicar de forma sencilla lo que el siguiente decreto legisla y define claramente”: Según el Real Decreto 815/2013 por el que se aprueba el Reglamento de Emisiones Industriales,. Artículo 2: definiciones: “una fábrica decemento que quema residuos es una instalación de co incineración de residuos“.

La otra de las definiciones, que recoge el comunicado es «Instalación de co incineración de residuos»: “es toda instalación fija o móvil cuya finalidad principal sea la generación de energía o la fabricación de productos materiales y que, o bien utilice residuos como combustible habitual o complementario, o bien los residuos  reciban en ella tratamiento térmico para  su eliminación mediante la incineración por oxidación de los residuos, así como por otros procesos de tratamiento térmico, si las sustancias resultantes del tratamiento se incineran a continuación, tales como pirólisis, gasificación y proceso de plasma”.

Por su parte, la Mesa Comarcal “exigimos que Cemex que nos explique lo que hicieron con los aceites de La Laguna de Arganda, aprobado en La Comunidad de Madrid y consentido en la Comunidad Valenciana, según reza el documento oficial adjunto”. 

Por otra parte, el comunicado recoge que “ante los rumores  de que la Consellera de Medio Ambiente Elena Cebrián podría cesar a dos cargos del equipo de Julià Alvaro, entre ellos Joan Piquer“, todas las partes implicadas en la Mesa Comarcal,  “rogamos que reconsidere esta decisión y no cese precisamente, a personas que han trabajado para solucionar el problema, adquiriendo importantes compromisos con La Hoya de Buñol-Chiva“.

La Mesa Comarcal señala que “con la co incineración o quema de residuos la administración pretende quitarse de un plumazo la acumulación de residuos en vertederos, intentando cumplir la legislación comunitaria sin fomentar el desarrollo de tecnologías limpias, la prevención, reutilización y el reciclado. Para las cementeras la sustitución de combustible por residuos resulta muy beneficiosa, ya que se ahorra el dinero de éste, además recibe ingresos como planta gestora de residuos y hasta ahora por la venta de derechos sobrantes de emisión de CO2, que reciben gratis“.

En el comunicado se dice que “consideramos, que no sólo perderemos por lo que queda contaminado y/o destruido, también por lo que dejamos de ganar. Esto es, porque dentro de los elementos candidatos a la incineración, hay un elevado porcentaje de residuos potencialmente reciclables y que pueden generar riqueza y oportunidades laborales si son puestos en valor en una sociedad como la actual tan dependiente de las materias primas, factor que incide de forma determinante en nuestra economía y en la sostenibilidad global“.

La Mesa Comarcal apunta a que “cada vez es más evidente que la industria cementera genera una dispersión de productos tóxicos incontrolables y de consecuencias desconocidas que estudios científicos, como el elaborado recientemente por el Área de Epidemiología Ambiental y Cáncer del Instituto de Salud Pública de la Universidad Carlos III “La mortalidad por cáncer en las ciudades próximas a instalaciones para la producción de cemento, cal, yeso y óxido de magnesio”, relacionan directamente con el desarrollo de enfermedades cancerígenas y respiratorias a gran escala. Datos obtenidos de un sector que quema mayoritariamente residuos para obtener su actual producción“.

El documento conjunto expone que “existen alternativas cuidadosas con nuestro entorno y nuestra salud, al tiempo que altamente  rentables  económicamente que no hipotecan nuestro presente y nuestro futuro. Algunas  de  estas  opciones pasan por promover políticas  de reducción de residuos y abogar por un tratamiento de los residuos sólidos urbanos que, a partir del reciclaje, genere mayor número de empleos que la practica incineradora“. La Mesa Comarcal señala que “a modo de ejemplo, señalar que los estudios realizados por Greenpeace en España (en plantas incineradoras) demuestran que, las personas contratadas por cada tonelada quemada, sería entre 7 y 39 veces mayor, si se optara por la práctica del reciclaje y la recuperación material de dichos residuos“.

 

Share This Post

Post Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.