La Diputació invierte 600.000 euros en la carretera entre Buñol y el Collado Umán que llevaba años abandonada

En su visita a las obras de mejora de la CV-4290, en La Hoya, el diputado de Carreteras se compromete con los alcaldes de Buñol y Alborache a mejorar en 2018 los accesos a la Cueva del Turche y la Fuente del Mico

La Diputació de València ha comenzado los trabajos de asfaltado en la carretera del Collado Umán. La actuación cuenta con un presupuesto global de 600.000 euros y con ella se da cumplimiento a una antigua reivindicación de los vecinos de Buñol y Yátova, términos municipales por los que discurre la CV-4290.

El diputado de Carreteras, Pablo Seguí, ha estado supervisando los trabajos de acondicionamiento previo que han incluido la limpieza del entorno y el segado de las cunetas. Acompañado por los primeros ediles de Buñol, Yátova y Alborache, Juncal Carrascosa, Miguel Tórtola y Paqui Collado, Seguí ha explicado que la actuación en el Collado Umán “permitirá mejorar la seguridad vial en una carretera que cuenta con una gran afluencia de vehículos sobre todo los fines de semana y que no estaba en condiciones porque durante años se había abandonado por completo”.

Los responsables municipales han aprovechado la presencia del titular de Carreteras en la comarca para planificar la mejora de los accesos a la Cueva del Turche, en Buñol, y a la urbanización Fuente del Mico, de Alborache. Ambos puntos se encuentran en el trazado de la CV-425, carretera que forma parte de la hoja de ruta de inversiones de la Diputació de València pero que se encuentra aún en la fase inicial de tramitación.

La Cueva del Turche es un paraje cuya singularidad lo ha convertido en uno de los principales recursos turísticos de Buñol, al cual acuden gran cantidad de visitantes, sobre todo los fines de semana. La principal necesidad en este punto, tal como han coincidido tanto la alcaldesa como el diputado, es la organización de todo este tráfico de vehículos, mediante la creación de una zona de aparcamiento y la colocación de nueva señalización, con el objetivo de ordenar la entrada al paraje y que no afecte al tránsito por la CV-425.

Por lo que respecta al acceso a la urbanización Fuente del Mico, éste se encuentra en un punto de alta conflictividad, entre dos curvas, donde la existencia de una línea continua no resulta suficiente para disuadir a los vehículos que circulan sentido Buñol de realizar un peligroso giro a izquierdas.

Si bien el proyecto de la Diputació de València para esta carretera contempla la construcción de una rotonda en este punto, la alcaldesa de Alborache ha trasladado a Seguí la necesidad de realizar una actuación urgente que evite que se sigan sucediendo las infracciones y los accidentes. El diputado de Carreteras ha asegurado que los técnicos del área ya están “estudiando este punto para ver la mejor manera de crear una intersección que facilite el acceso a la urbanización en condiciones de seguridad desde ambos sentidos de la circulación”.

El compromiso, tanto en lo que respecta a la Cueva del Turche como a la Fuente del Mico, es realizar ambas actuaciones a lo largo del próximo 2018, lo que permitirá a los ayuntamientos tanto de Buñol, como de Alborache y Yátova, además de contar con una solución mientras llega el proyecto definitivo de mejora de la CV-425, seguir avanzando en la Ruta del Agua que están diseñando conjuntamente y que tiene en estos dos puntos parte de su recorrido.

Comparte esta noticia

Deja un comentario