La Unidad de Neurorrehabilitación Infantil del Hospital de Manises atiende a 26 jóvenes con daño cerebral

El centro hospitalario es el único de la red de hospitales públicos de la Comunidad Valenciana que cuenta con una unidad integrada de estas características

Redacción.- El Hospital de Manises, a través de su Unidad de Neurorrehabilitación Infantil, está atendiendo a día de hoy a 26 niños y niñas con lesiones cerebrales. Junto con estos jóvenes, de edades que van desde los cero hasta los quince años, trabaja un equipo multidisciplinar compuesto por neuropediatras, neuropsicólogos, logopedas, terapeutas ocupacionales, médicos rehabilitadores, fisioterapeutas y trabajadores sociales que ofrecen tratamiento individualizado y grupal a cada uno de ellos, encaminado a mejorar la calidad de vida de los pacientes y alcanzar la mayor independencia posible.

La Unidad, que cumple seis años desde su puesta en marcha, ha hecho balance de su labor con motivo del Día Mundial del Daño Cerebral Adquirido como el único hospital público valenciano que cuenta con un servicio integrado de estas características.

El tipo de tratamiento que reciben los pacientes es doble: individualizado y grupal, y va en función de los objetivos que hay que trabajar, personalizados para cada uno de ellos.

Tratamientos específicos

De esta manera, se traza un plan de intervención individualizado junto con las familias, estableciendo los objetivos que ambas partes consideran más útiles para el desarrollo del niño o la niña. Y en el caso de los pacientes más mayores, estos pueden participar en la elaboración del plan individualizado.

Al respecto, la coordinadora de la Unidad de Neurorrehabilitación Infantil del Hospital de Manises, Virginia Pérez, señala que “para los pacientes de hasta 3 años hay una mayor intensidad de terapias, si bien a partir de esta edad se reduce el número de terapias porque se compagina con el apoyo escolar, algo que resulta fundamental”.

Los tratamientos van dirigidos a minimizar y compensar las alteraciones funcionales asociadas a la lesión que se ha producido en el pequeño. También conlleva un proceso de aprendizaje y adaptación a las limitaciones físicas o cognitivas que padece. “Los tratamientos que llevamos a cabo en Manises son siempre multidisciplinares y pedimos a las familias que se impliquen directamente, continuando en casa las actividades que marcan los especialistas”, según la coordinadora de la Unidad.

Causas de las lesiones cerebrales

En este sentido, los responsables del centro hospitalario han abordado las causas que motivan el daño cerebral, que se clasifican según la etapa en la que ocurre la  lesión, ya sea con un cerebro en formación, en crecimiento o en desarrollo. En los prenatales, que suponen un 32% de los casos, se dan factores genéticos, hipoxia-isquemia, hemorragia cerebral prenatal, infecciones intrauterinas, traumatismos, efectos de tóxicos o malformaciones. En los perinatales, que aglutinan el 50% de los casos, las causas se centran en prematuridad, crecimiento intrauterino retardado, asfixia perinatal, hipoxia isquémica, traumatismos, hemorragia cerebral o infecciones graves. En cambio, los postnatales suponen el 12% de los casos de daño cerebral, con causas tan dispares como traumatismos craneoencefálicos graves, ictus, intoxicaciones, encefalopatía epiléptica o infecciones como meningitis.

Actualmente se estima que entre el 1,5 y el 2,5 por cada 1.000 recién nacidos pueden sufrir algún daño cerebral adquirido, una incidencia que aumenta en los recién nacidos pretérminos y de bajo peso al 40-100 por cada 1.000 nacimientos.

Estos pacientes pediátricos presentan alteraciones del desarrollo del movimiento y de la postura que causa limitación en la actividad. También pueden presentar epilepsia, déficit cognitivo, alteraciones del lenguaje, anomalías oftalmológicas y auditivas, trastornos psiquiátricos y problemas somáticos como reflujo gastroesofágico, estreñimiento, trastornos del sueño, complicaciones respiratorias u osteopenia.

La Unidad de Neurorrehabilitación Infantil, pionera

 El Departamento de Salud de Manises puso en marcha en 2012 la primera Unidad de Neurorrehabilirtación Infantil especializada en trastornos del desarrollo integrada en un hospital público valenciano. Se trata de un servicio multidisciplinar que ofrece tratamientos a niños con Daño Cerebral y Trastorno del espectro Autista, además de realizar diagnóstico diferencial de TEA. El área comenzó trabajando con 22 niños con autismo y 13 con daño cerebral y actualmente desarrolla terapias con 70 niños con autismo y 26 con daño cerebral.  

 La unidad está ubicada en el Centro de Especialidades de Mislata, en el edificio de Consultas Externas, dentro del complejo del Hospital Militar. La unidad dispone de un área de 250 m² totalmente adaptados a las necesidades de los pequeños. Se trata de una zona reformada que incluye salas de terapia y juego, así como equipamiento adecuado a las necesidades de la intervención según todos los manuales de buenas prácticas de AETAPI y el Instituto Carlos III.

 

 

 

Comparte esta noticia

Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.