Las imágenes de la 45ª edición del Mano a Mano

El concierto logró reunir a más de 2.000 personas en el Auditorio de Buñol.

La 45ª edición del concierto “Mano a Mano” de Buñol volvió a reunir encima del escenario a casi 400 músicos integrantes de las dos sociedades: “La Artística” y “La Armónica”. El Auditorio Municipal a rebosar, el silencio y la magia que envuelve a este evento, lo convierten en un espectáculo único dentro del mundo bandístico en la comunidad.

“Los Feos” y “El Litro” volvieron a ofrecer un espectáculo único e irrepetible. En esta 45ª edición abrió fuego “La Artística” bajo la batuta del ya veterano Henrie Adams. El holandés cumplía 30 años dirigiendo a “Los Feos” en el “Mano a Mano”. Para celebrar esa efeméride preparó un programa al nivel del concierto. Comenzó con “El Simposio”, una obra encargada por la sociedad musical al compositor Robert Groslot, que contó con cuatro movimientos. Esta obra fue un estreno mundial en exclusiva en el “Mano a Mano” y tras su interpretación el propio Groslot, presente en el auditorio, subió al escenario y recibió un caluroso aplauso del público. La grandiosidad de la interpretación de La Artística, fue premiada por el respetable, que se levantó de sus asientos para rendir una amplia ovación a Adams y a “Los Feos”. Continuó “La Artística” con “Traveler” de David Maslanka. Henrie Adams quiso rendir su particular homenaje al compositor estadounidense, desaparecido hace ya un año. La banda concluyó con “Music for Prague 1968” de Karel Husa, que también contó con cuatro tiempos. Tras el último acorde, el público reconoció el gran trabajo de director y músicos y lo premió con un unánime aplauso, que rompió el silencio reinante durante la actuación.

Turno de “El Litro”. Bajo la dirección de José Tello -primer buñolense que se pone al frente de una de las dos sociedades en este concierto- puso sobre el atril, aquella obra que dijo que se encontró por casualidad y que poco a poco le fue cautivando: “Sinfonia Nº 5 op. 87” de Takashi Yoshimatsu. Fue el propio Tello quien hizo los arreglos de esta obra inspirada en la historia de Fausto y no en el “Destino” de Beethoven.

El concierto concluyó con la interpretación por parte de “La Armónica” del Himno a Buñol de los maestros Guzmán Cárcel y Chillida, que dirigió Constantino Martínez-Orts. Con esta pieza se puso el broche de oro a un concierto, que año a año se supera en excelencia y en calidad.

Aquí os dejamos las mejores imágenes del concierto realizadas por David Avilés:

Comparte esta noticia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.