La maestra

Terminado ya el curso académico 2023-24, el maestro/a termina su labor más importante, el trabajo directo con los alumnos. El maestro/a ha tenido nueve meses de entrega absoluta a un grupo de entre 20 y 25 niños y niñas. Una entrega de cinco horas diarias en el aula con ellos.

Durante esos meses, todos y todas han vivido experiencias para recordar en el futuro. Experiencias buenas y no tan buenas, desde caídas de la silla, repelones en el patio, mochilas mojadas porque la botella de agua se les ha abierto, búsquedas interminables de lápices, gomas, rotuladores, libretas incluso algún que otro diente. 

Nueves meses de correcciones, de disgustos y de alegrías, de discusiones con sus compañeros o amigas. Situaciones que han vivido con el maestro o maestra, porque es la persona con la que han pasado todas las mañanas y la persona que ha estado a su lado en todos esos momentos.

Sin embargo, una parte de la comunidad educativa no le da la importancia o ni siquiera son conscientes de la gran labor emocional que hacen los maestros/as. 

Ellos y ellas han consolado en varias ocasiones, secando sus lágrimas, a los hijos de otros; han curado la piel y el alma a hijas de otras familias y, por supuesto, han sacado todas sus estrategias metodológicas para enseñarles lo que por ley les toca.

Qué bonito sería pensar en la figura del maestro o maestra como alguien importante. Darle el valor que tiene en la vida de sus alumnos. Sería casi igual de bonito como que todos los maestros y maestras trabajasen con el corazón en la mano.

Cada clase es una isla, con su capitán o capitana y su tripulación. Una tripulación entre la que existen marineros que ya han surcado muchos mares y atravesado varias tempestades y que necesitan tranquilidad en su isla, estabilidad en el día a día y trabajo adaptado a sus necesidades intelectuales y emocionales.

Y todo eso se lo proporciona un maestro/a. Por eso es importante que no haya ni un solo maestro sin vocación y ni un solo niño sin atención.

Feliz verano.

Con D de Dátil
Profesora

Share This Post

Post Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.