CGT y SPPLB denuncian la situación “insostenible” de las trabajadoras y trabajadores del Ayuntamiento de Buñol

Ambos sindicatos señalan que “es cierto que desde hace ya muchos años se arrastran dinámicas de trabajo muy deficientes en lo referente a la gestión de Personal, pero ha sido con el equipo de gobierno proclamado tras las elecciones Municipales de 2015, con el que se han sobrepasado límites inimaginables, alcanzando niveles que rozan la negligencia

Redacción.- Los sindicatos CGT y SPPLB han denunciado a través de un comunicado conjunto “la situación insostenible que afecta a la plantilla de trabajadoras/es del Ayuntamiento de Buñol, y que se alarga ya demasiado en el tiempo. Situación que con el actual gobierno se ha convertido ya en un mal endémico“. Desde ambos sindicatos señalan que “es cierto que desde hace ya muchos años se arrastran dinámicas de trabajo muy deficientes en lo referente a la gestión de Personal, pero ha sido con el equipo de gobierno proclamado tras las elecciones Municipales de 2015, con el que se han sobrepasado límites inimaginables, alcanzando niveles que rozan la negligencia. Todo ello impregnado de una sistemática falta de respeto e interés del Ayuntamiento por las trabajadoras y trabajadores de esta casa”.

Desde los sindicatos han querido enumerar los motivos que les han llevado a la publicación de este comunicado conjunto.

El primero de ellos es la “no cobertura de las plazas vacantes presupuestadas“. Los sindicatos apuntan que “Este ha sido otro tema sobre el que, lejos de avanzar, también se ha retrocedido en esta legislatura. La excusa al principio fue siempre es que la Ley Montoro no nos deja contratar. Ahora, con la Ley de Presupuestos Generales aprobada, tampoco tienen intención ni prisa alguna por cubrir plazas de servicios obligatorios por ley que se necesitan cubrir de forma urgente, algunos de ellos por defunción o jubilación y otros porque se encuentran infradotados históricamente. Recientemente, incluso se han atrevido a “transformar” algunas de esas vacantes en otras plazas que según ellos, no implicarán la desaparición de las originales“.

El segundo motivo es lo que ellos llaman “discriminación sindical“. Las fuerzas sindicales señalan que “en determinados momentos, la poca información que ha trascendido desde la Administración hacia los representantes sindicales, ha fluido hacia un solo sindicato, dejando al resto de sindicatos representativos, entre ellos los nuestros, sin capacidad de acceder a la información y la documentación necesarias para poder pronunciarnos y debatir con garantías los temas, algunos muy delicados, relacionados con lo laboral“.

Otro de los motivos es “la vulneración de derechos sindicales“. Los sindicatos dicen que “buena parte de los miembros electos del Comité de Empresa y la Junta de Personal, han sido ignorados sistemáticamente por esta Administración, negándoseles en repetidas ocasiones un derecho fundamental recogido en el Art. 64 del Estatuto de los Trabajadores: “El derecho a la información”. Ya hemos perdido la cuenta de las veces que ni siquiera nos han contestado cuando hemos pedido información y/o documentación a la que tenemos acceso por derecho, o cuando lo han hecho ha sido respondiendo con evasivas o subterfugios jurídicos para evitar contestar claramente o facilitarnos aquello que solicitamos. Hasta una denuncia que ha ganado recientemente el SPPLB, este equipo de gobierno NUNCA había contado con los representantes sindicales para negociar las bases de Selección de Personal de las bolsas, los Concursos y las Oposiciones“.

Hay más motivos como “el doble rasero aplicado con los informes técnicos“. CGT y SPPLB indican que “desde siempre, pero especialmente desde hace CUATRO años, se ha utilizado por parte del poder político la excusa no podemos firmar esto o aprobar aquello mientras tengamos un informe negativo por parte de alguno de los Técnicos DEL AYUNTAMIENTO. Eso, unido a una clara y manifiesta falta de voluntad política ha sido, y sigue siendo, una de las grandes razones por las que este Ayuntamiento sigue bloqueado en lo que respecta a la gestión de personal. Pero está fundamentado en una gran falacia ya que, al menos desde que estamos nosotros/as en los órganos de representación sindical, no se aplica a todos los temas por igual. A veces, en temas de contratación externa y otras cuestiones no relacionadas con el ámbito laboral, el equipo de gobierno no tiene en cuenta los informes negativos -técnicamente llamados reparos- y como se dice vulgarmente tira p’alante con la decisión política sin importarle demasiado ni las consecuencias legales, ni la opinión de los técnicos“.

Los sindicatos añaden que “no seremos nosotros/as quienes defendamos a capa y espada las rigideces y las limitaciones que imponen muchas veces las leyes y el ordenamiento jurídico de la Administración Local. Somos de la opinión de que si la decisión política esta tomada pensando en favorecer los intereses de las vecinas y vecinos de nuestro pueblo, bienvenidas sean por su valentía y compromiso. El problema viene cuando esas decisiones, sean acertadas o no, sean valientes o imprudentes, solo se dan en algunos temas, mientras que para la Gestión del personal del Ayuntamiento de Buñol se da SIEMPRE por buena la opinión de los Técnicos y decimos OPINIÓN porque durante los tres años y medio que llevamos aquí, NUNCA esa opinión ha estado plasmada en un informe y por tanto no hemos sabido nunca el porqué de la negativa a avanzar en todos lo frentes que a día de hoy continúan sin resolverse“.

También señalan que es significativa “la pérdida de la paga de productividad de los años 2015, 2016 y 2017″. Los sindicatos aseguran que “si un milagro no lo remedia, también la correspondiente al presente año. Desde que el PP denunciara hace cuatro años la anomalía en el pago de este concepto, la Concejalía de Personal no ha considerado importante ni prioritario sentarse a negociar una nueva forma de reparto, ni ordenar a los técnicos que informen sobre las propuestas que desde los Órganos de representación sindical le han hecho llegar“.

Otro de los motivos es “la suspensión total del convenio de 2007-2008“. CGT y SPPLB” dicen que “desde enero de 2018. Decimos TOTAL porque ese convenio se estuvo aplicando de forma PARCIAL desde 2008 a 2014, año en el que se empezó a poner en entredicho su validez, claro está, sin aportar NINGÚN informe jurídico que justificara tal cosa. Desde la suspensión de ese convenio, los y las trabajadoras de Esta casa nos regimos, bien por el Estatuto de los Trabajadores, bien por el Estatuto Básico del Empleado Público; ambas normas de mínimos. Para anticiparnos a los efectos que iba a provocar esta suspensión, en noviembre de 2017, entre otros acuerdos,  se aprobó en Mesa General de Negociación la adhesión del Ayuntamiento de Buñol al ACUERDO MARCO DE LA FEDERACIÓN DE MUNICIPIOS Y PROVINCIAS. Solo faltaba su ratificación por Pleno. Nueve meses mas tarde seguimos esperando que suban y lo ejecuten.  Pero además, hay que recordar que desde 2016, la empresa guarda en el cajón del olvido el borrador del nuevo convenio elaborado por el Comité de Empresa, aprobado por la asamblea de trabajadores y entregado a todas las partes en tiempo y forma y que, si llegara a aprobarse algún día, eliminaría de raíz toda la inseguridad jurídica en materia laboral en la que nuestro ayuntamiento piensa que nos movemos los trabajadores/as de esta casa. A día de hoy, tal como expone el Concejal de Personal no se ha negociado NI UN SOLO capítulo del nuevo convenio porque nos sentimos incapaces“.

Los sindicatos también alegan que “se ha usado dinero público para litigar contra los y las trabajadores de la casa. Desde esta administración se adopta -y se invita a los trabajadores de esta casa- en la totalidad de los casos el principio sistemático de si quieres cobrar esto o aquello, TIENES QUE denunciar. Como según la empresa no tenemos convenio, y por eso han dejado de aplicar el que teníamos, todo lo que hayamos dejado de percibir, hay que ganarlo en un juzgado. Al final, tras casi dos años hasta que sale el juicio, se gana en la práctica totalidad de  las ocasiones. Así, por los plazos de la economía procesal ganan tiempo, desgastan al trabajador para que se rinda, no deciden nada y no asumen sus responsabilidades. Pero ah, amigos! ¿De donde sale ese dinero que cuesta todo el proceso? Sí, lo han adivinado. Del bolsillo de todos y todas ustedes. Los abogados contratados y las costas de cada uno de los juicios perdidos en el ámbito laboral por esta empresa llamada Ayuntamiento de Buñol, van a costa del contribuyente. Como ven, es muy fácil jugar con dinero que no es tuyo”.

CGT y SPPLB también habla del “embargo unilateral de nóminas. Por si no había bastante con dejarnos sin una paga, sin convenio y sin la posibilidad de negociar uno nuevo, desde el mes pasado, 22 trabajadores/as han visto embargadas sus nóminas por imperativo del Técnico Interventor tras corregirse hasta en dos ocasiones sobre aquel recorte del 5%, mal calculado por él, y por tanto mal aplicado a toda la plantilla desde el año 2010. Primero reconoce el error vía resolución y abona la diferencia. Después, se vuelve a corregir a sí mismo y unilateralmente, embarga el dinero de veintidós trabajadores/as usurero de la Edad Media. Y a todas estas, la empresa dando por buenas “las cagadas” de un Técnico que ha demostrado en repetidas ocasiones su manifiesta incompetencia.  Por cierto, esta cuestión de la mala aplicación de este recorte, cómo no, está denunciada por trabajadores en el Tribunal de lo Contencioso administrativo. ¿Adivinan quien pagará las costas y la enorme cantidad de dinero “erróneamente” detraído a los trabajadores cuando éstos ganen el juicio?

 En definitiva, los sindicatos señalan que “nos encontramos con un gobierno que, en materia de personal no es que haya hecho una gestión ni buena ni regular. Simplemente ha sido inexistente. Y las poquísimas veces en que les ha dado por hacer algo, el resultado se podría catalogar de nefasto. La guinda a este pastel amargo han sido las palabras del Concejal de Personal, Rafael Pérez, en la última reunión de la Mesa General de Negociación donde achacaba la nula actividad y avance en cada uno de los temas pendientes -los que hemos enumerado en este documento y otros- “a la saturación y falta de personal que existe en este administración para atender temas de personal”. Incluso se atrevió en la misma reunión a tacharnos de “egoístas” por no pensar en el personal administrativo” del Ayuntamiento de Buñol. La respuesta a su ineptitud e ineficacia en sus labores como Concejal durante estos tres años y medio, ha sido que “no se puede hacer nada ni avanzar en nada hasta que tengamos un/a nuevo/a  TAG (Técnico en Administración General)”. Si no fuera por la gravedad del asunto, sería para troncharse de risa. ¿Que una Administración Pública NO TIENE capacidad para negociar un nuevo convenio, ni resolver los pagos pendientes a trabajadores, ni Convocar Bolsas de trabajo? ¿en serio?

CGT y SPPLB dicen que “de toda esta maniquea y absurda excusa inventada de nuevo por el Concejal, solo podemos constatar la absoluta profesionalidad y eficiencia del personal Administrativo de esta casa porque lo conocemos.  El problema es que las tareas que la empresa les asigna, NUNCA tienen que ver con cada uno de los temas pendientes y urgentes en materia de Personal. No se puede disfrazar de «saturación o falta de personal» algo que es un claro problema de voluntad política y dejación de funciones. Al final, el Personal Administrativo realiza aquello que se le ordena. Y en ese orden de prioridades, LAS TRABAJADORAS Y TRABAJADORES de esta casa, NO HEMOS FIGURADO NUNCA“.

 

Share This Post

Post Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.