Crónica del concierto del Club de Rock Buñol (24 marzo. El Mercado)

Este evento marca un hito. Un Club de músicos locales y simpatizantes, que, aún activo desde 2006, consigue por fin abarcar un gran número de socios, y por fín, presentarse al público como una asociación fuerte, sana, y con muchas ganas de seguir adelante fomentando la cultura musical en Buñol, y apoyando a los grupos y músicos en su labor y buen hacer en el día a día, generando así una base cultural-musical en la localidad, que nunca, al menos en la última década, ha sido tenida en cuenta por las diferentes Concejalías de Cultura.

En primer lugar, agradecer, de parte de todo el Club: Al pueblo de Buñol, y gentes de “la contorná”, su presencia en el evento, su apoyo moral y económico a la causa, ya que gracias a ellos, podremos acabar de comprar el equipo necesario para que cualquier grupo del Club pueda funcionar en directo en condiciones óptimas en una gran cantidad de emplazamientos, facilitando así su capacidad de dar conciertos, y mejorando sensiblemente la calidad sonora de dichas actuaciones.

En segundo lugar, a los grupos, tanto del Club (Frank Sailor, Ángel Gelik, Los 3 de Buñol, Bu-Ya, Don Kuerales y sus Modales, Huevos García, y Soca-Brown), como a los macastreños “Sincusais”, su colaboración desinteresada, aportando su música y su energía, para hacer mas grande este cartel, y, pese a que nos cambiaron la hora a traición (maldito hombre del tiempo, Maldonado vuelve ya) y tuvimos que recortar canciones en los diferentes espectáculos, también queremos agradecer a los vecinos en particular, su apoyo y paciencia, ya que no tuvo que venir la policía por quejas de ruido, cosa que tuvimos en cuenta durante la prueba para tratar de no molestar.

También agradecer a la Concejalía de Comunicación, y a la gente de Radio Buñol, por el apoyo logístico e institucional, al concejal Alejandro Agustina, quien estuvo ahí con nosotros para organizar todo, siempre disponible, y cómo no, a nuestros patrocinadores, nuestra fan-mecenas Vero Mira (Academia de Idiomas “Learn In”), y a “Ramiro Milar”. De todo corazón, a todos, de parte del Club de Rock: Muchísimas gracias.
Aunque se ha ido medio artículo con los agradecimientos, era algo más que necesario. Así quedó la noche, y esta es su Crónica: En primer lugar, a la hora de cenar pudimos escuchar a Frank Sailor, que decidió sorprender al público con un concierto inesperado. En lugar de interpretar sus famosas parodias clásicas (“La merienda de mi awela”, “Plegao t´ol día de lao”, etc.), realizó un precioso recital de temas en inglés, en formato acústico, donde dio rienda suelta a su técnica vocal y guitarrística, desde un punto de vista mas seri. Nadie lo esperábamos, pero fue precioso. Posteriormente, Ángel Gelik tocó, también en formato acústico, algunos temas de su primer disco “Burdel & Roll”, donde dejó claro que la vida es muy puta, y el rock puede ser una buena medicina.

Los 3 de Buñol, que en realidad son 2, Bernardo Vidal y su estudiante Jesús Ibáñez “Capi”, alumno de tercer curso en el CIM “La Armónica”, que interpretaron magistralmente el tema “Santa Fe” del ínclito Jon Bon Jovi. Los Bu-Ya, en su formato clásico, con teclas, batería, bajo, guitarras, y con la voz del homo-Yatovensis Gonzalo Huerta dieron rienda suelta al pop-rock guapo y molón de los 80, dejando el listón muy alto para Don Kuerales y sus Modales, quienes realizaron un ejercicio poético-performático-musical-irreverente-burlón-agresivo, con muchas dosis de cinismo, que no dejó indiferente a demasiada gente, ya sea por una cosa u otra.

Por fín llegó el turno para los “Sincusais”, esa gente de Macastre, amigos y amigas del Reggae, el Ska, el Swing, el Steady, la Rumba, y todo lo que se ponga por delante. La punkarrez y el “latineo güeno” vino de la mano de Huevos García Band, con una hemorragia de músicos en escena y un elenco de temas de muchos palos, bien seguidos y bailados por el respetable. Y para acabar, la guinda del pastel, algo muy original: Soca-Brown. Con Dani Agulló (genio de nuestra tierra), Miguelón, y Alvarico. El trío de temas propios que, una vez mas, nos dejaron a todos con ganas de que graben temas, ya que sus canciones cuentan con una calidad, originalidad, y vida propia, que a más de muchos nos gustaría tener enlatadas para escuchar mas asiduamente.

Hubo muchas confluencias e invitaciones, cosa que deja patente el buen rollo entre las bandas y los músicos: Bu-Ya contó con Frank Sailor, Sincusais contó con Tarín (Kuerales, Bu-Ýa), Kuerales con Paco Castán (Sincusais), Agulló (Soca-Brown) y los maestros Ciro Perez (También presente en Huevos García) y David Almerich y José Guerrero (ambos profesores en el Conservatorio), José Vicente Fuentes (Ateneu de Manises), y Huevos García, además de contar con Germà de Sincusais, contó con Sergio y Josemi (que vinieron desde Los Fleky´s de Mislata a rocanrolear con nosotros), Edu de Malsujeto, otra vez Castán, Juan “el de la Resi”, y maestro Pichana (teclas de Bu-Ya) a cantar en la lengua norteña.
En resumen: Una noche redonda, y como reza el Facebook del Club de Rock: “Si algo sale bien… Habrá que repetir. ¿No?”

Enrique Hernández Pérez
Presidente del Club de Rock Buñol

Comparte esta noticia

Deja un comentario