Homenaje en el cementerio de Talavera de la Reina a los 10 asesinados del Barco Dómine

n21-historia-talavera1

El sábado día 10 de septiembre se celebró en el Cementerio de Talavera de la Reina un acto de homenaje a los diez asesinados y desaparecidos en dicha ciudad el día 13 de septiembre del año 1936.

El historiador y concejal de Izquierda Unida del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria Sergio Miralles organizó junto al Foro de la Memoria Histórica de Talavera un acto homenaje a los diez asesinados en Talavera el 13 de Septiembre de 1936, hace ahora 80 años.

Entre ellos se encontraba Joaquín Masmano Pardo, natural de Buñol, marido de Josefa Ibáñez Lambies (La Tía Pepa), a la que recientemente se le ha rotulado el nombre de una calle en Buñol. Era padre y abuelo de los ex alcaldes Joaquín Masmano Ibáñez y Joaquín Masmano Palmer. Tenía, además de Joaquín, tres hijos más con Josefa Ibáñez, Margarita y los fallecidos Carlos y Constancia.

Joaquín Masmano Pardo, de profesión panadero, fue un destacado activista político y social. Cofundador del PCE en Buñol y en la provincia de Valencia, fue el que hizo la letra del himno litrero, cuya música compuso el maestro Díaz. Junto a él, fueron asesinados aquel día:

· Manuel Monasterio Mendoza (médico y de Izquierda Republicana)
· Andrés Zamora Zorraquino (Jefe de Correos y dirigente Socialista)
· Amadeo Hernández (Anarquista)
· José Ochoa Alcázar (Director del Mundo Obrero y del PCE)
· Primitivo Pérez Pedraza (Tipógrafo, dirigente de UGT y PSOE)
· Félix González Monzón (Presidente de la Federación Obrera en Gran Canarias y Socialista).
· José Suarez Cabral (Secretario General del PCE en Canarias)
· José  Sanz Irola (Gerente del Hotel Cairasco y dirigente Socialista)
· Arturo Camino Velázquez (Telegrafista y miembro del PCE)

Estos diez ciudadanos, que residían en Las Palmas en el año 1936 al inicio del golpe militar del General Franco, fueron detenidos y encarcelados el 22 de Julio para, posteriormente, el día 5 de Septiembre ser embarcados en el Barco Dómine que partió de las Palmas con setecientos falangistas canarios con rumbo a la península para luchar contra la Republica.

Desembarcaron en Vigo y desde allí partieron hacia Cáceres y Talavera de la Reina en tren, llegando a dicha población y el día 13 de Septiembre fueron asesinados de un tiro en la cabeza y arrojados al río Tajo para hacerlos desaparecer. Sus cadáveres nunca fueron encontrados.

El acto de homenaje en el Cementerio de Talavera de la Reina consistió en la colocación de una placa conmemorativa con los nombres de los diez asesinados en el recinto habilitado por el Ayuntamiento para la Memoria histórica, ya que en ese lugar se encuentran enterrados en una fosa común cientos de desaparecidos y fusilados en la Guerra y años después en el Franquismo.

Intervinieron en el acto, además de Sergio Miralles y el Presidente del Foro de la Memoria Histórica, dos concejales de Talavera de la Reina, la poetisa Micaela Sagaseta y dos nietos de los familiares desaparecidos, entre ellos el ex alcalde de Buñol Chimo Masmano Palmer.

Pegua Ruíz Corachán.

Comparte esta noticia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.