IAB pide al portavoz del PP de Buñol que reflexione tras su declaración sobre los fondos Ruralter

Según IAB, “Marcial Díaz declara hoy como investigado, (antiguo) imputado por las presuntas irregularidades cometidas en el reparto de los fondos de desarrollo rural en La Hoya”

logo-iab

Izquierda Alternativa de Buñol, a través de su portavoz, José Luis Carrascosa piden en un comunicado que el portavoz del PP en Buñol, Marcial Díaz, “asuma su responsabilidad, tras declarar en el juzgado de Valencia por la gestión de ayudas europeas, en este caso a la Sociedad Musical La Paz de Siete Aguas, mientras estaba al frente de la Asociación para la Promoción Socio Económica Interior Hoya de Buñol – Chiva, de la que dependía la Fundación Desarroya“.

Según el comunicado de IAB, “Marcial Díaz y el ex alcalde popular de Siete Aguas, Rafael Zahonero, declaran hoy en el juzgado de Valencia por el presunto fraude económico en la adjudicación de la Subvención Ruralter a la Sociedad Musical La Paz de Siete Aguas, con facturas por dos pianos que más tarde se convirtierion en tres cellos“. En palabras de Carrascosa, “Marcial Díaz declarará en calidad de investigado tras una querella de la funcionaria que destapó las posibles irregularidades cometidas en la gestión de los fondos europeos, y tras informes de la OLAF (Oficina  Europea de lucha contra el fraude)“.

IAB asegura que “siempre hemos denunciado públicamente junto a personas del PSPV comarcal la mala utilización y reparto de estas ayudas públicas europeas instauradas para crear empleo y que el PP convirtió en ayudas a dedo clientelistas para comprar estómagos agradecidos, ayudas irregulares concedidas al 100% sin expediente administrativo cuando el máximo era el 35% y que no han servido para crear ningún empleo ni fomentar ninguna empresa de la comarca, salvo la empresa de la familia de la Directora General de empresas agroalimenatrias y desarrollo rural del PP, Marta Valsangiacomo“. Desde la formación insisten en que “siempre hemos denunciado en numerosas ocasiones en pleno de Buñol esta gravísima situación destapada por una funcionaria de la Generalitat“. ,

Carrascosa recuerda que “Marcial Díaz siempre negó las acusaciones y hoy se enfrenta a la realidad y le ubica en una situación política  muy incómoda sobre la que deberá reflexionar, ya que él no ha dado respiro al Ayuntamiento de Buñol con contínuas denuncias y querellas, muchas infundadas y sin recorrido jurídico“. Desde IAB dicen que “la decisión de dimitir es personal, al menos hasta la apertura de juicio oral, pero por dignidad debería dejar de manchar más aún la imagen del partido de la corrupción y la de Buñol, y predicar con el ejemplo, y ver la viga en su ojo“.

Desde IAB también indican que “nos sorprende los silencios de la nueva Conselleria de Agricultura en un fraude de tal magnitud” y dicen que “no hay interés ahora que están en el Gobierno por parte de Pacte del Botánic de investigar, dar luz y taquígrafos sobre este tema, una vez más estamos comprobando la doble vara de medir del nuevo Gobierno y el PSPV, de cuando estaba en la Oposición a cuando está en el Gobierno“.

La denuncia socialista

El pasado mes de junio de 2014, la entonces diputada socialista en las Cortes Valencianas, Vicenta Crespo presentó junto a los secretarios locales del PSPV-PSOE en Buñol, Aurelio Palmer, y en Yátova, Arturo Sánchez, una denuncia ante la fiscalía de Valencia por irregularidades en la gestión de fondos de desarrollo rural en la zona 5, que correspondían concretamente a una ayuda europea para la creación de un “espacio joven comarcal” en Chiva. Según la denuncia, puedían haberse producido delitos de malversación y falsificación documental.

Este escrito también estaba firmado por, Paloma Coiduras, la funcionaria cuya denuncia dio lugar hace un año a una investigación, sobre la gestión de expedientes de programas operativos de productores y de las líneas Ruralter de desarrollo rural.

La documentación que aportaron entonces los socialistas se centraba en un expediente en concreto, que llevó al pago de 294.000 euros en las anualidades de 2011 y 2012 por una ayuda acogida a la convocatoria de 2009 del programa Ruralter Leader. Los denunciantes consideraban que se trataba de un caso que refleja un “modus operandi” que se aplicó de manera generalizada en la gestión de las ayudas europeas para el desarrollo rural. Por ello, su intención fue ampliar posteriormente con otros casos la denuncia a la fiscalía.

Solicitada por la Asociación Interior para la Promoción Socioeconómica Hoya de Buñol Chiva, la ayuda para el “espacio joven comarcal” fue concedida tras ser seleccionada como subvencionable su propuesta por el grupo de acción local de la zona 5, la Asociación Llano de Chiva a la Plana de Utiel. Sin embargo, según recogía la denuncia, la entidad accedió a un 100% de financiación cuando eso solo era posible si el solicitante era un Ayuntamiento o un grupo de acción local; recibió los pagos de las anualidades sin informe favorable de supervisión ni proyecto técnico visado y encubrió supuestamente que el beneficiario real era el propio Ayuntamiento de Chiva, ya que este último cedió terrenos gratuitamente y la eximió de licencia.

Al Ayuntamiento de Chiva, como apuntan los socialistas, se le aprobaron otros dos expedientes en la convocatoria de 2009 por 300.506 euros y hasta seis por 883.545 euros en el Programa de Desarrollo Rural. En la convocatoria de 2010, presentó un expediente titulado “adecuación de edificio público para centro juvenil” que, según recogía el escrito, “podía estar también relacionado con el expediente que se denuncia”.

La denuncia de los socialistas sobre la gestión de esa ayuda concreta en Chiva incluía supuestas irregularidades en el expediente, la admisión de la solicitud y la tramitación de la ayuda, pero también apuntaba a irregularidades generales del proceso en la publicación de los beneficiarios o en la incompatibilidad de algunos de los responsables de los grupos de acción local, así como en la falta de control a posteriori sobre la ejecución de las obras o trabajos objeto de la subvención.

La postura de Marcial Díaz (PP)

Parte de esas ayudas de los Fondos Ruralter de la UE, fueron destinadas también a las bandas de música de Buñol, “La Armónica” y “La Artística”. A este respecto el portavoz del PP en Buñol ha señalado para hoyunclick.es, que “este problema ni le ocupa ni le preocupa“. Díaz ha dicho que “si el problema era que no les podía llegar a las bandas de música el 100% de la subvención, sino que tenía que haber sido el 35%… La subvención fue concedida por decisión de la Consellería, siempre con informes de los técnicos a favor, a través de una resolución de la Dirección General de Desarrollo Rural. Yo creo que debemos sentirnos satisfechos de que entren las máximas ayudas posibles a nuestro pueblo, y en este caso, bienvenida sea“.

Por último, y según ha podido saber este digital, tanto Marcial Díaz, así como Rafael Zahonero, ex Alcalde de Siete Aguas, se han acogido a su derecho de no declarar.

 

Share This Post

Post Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.