¿Sueñan las guitarras con orquestas eléctricas?

Las guitarras creo que no, aunque una vez el “Chauli” soñó con esto y montó un cuarteto eléctrico. Allí estuvimos el susodicho “Chauli”, el señor José Luís “Riteto”, maese Fernando Ramiro, y mi persona, ensayando una y otra vez el Cánon en Re Mayor de Johannes Pachelbel (entre otras piezas), y nos convencimos de que para tocar Clásica de esta manera hay que saber más Solfeo.

Si tiramos de Historia, la interacción de instrumentos extra-orquestales en el seno de la misma ha existido siempre, y podemos retrotraernos a los conciertos para Mandolina y Orquesta de Antonio Vivaldi, cosa que también hizo Gustav Mahler, además de incluir el Armonio 1 en algunas composiciones. Bela Bartok estaba por la labor, y junto a Zoltan Kodaly, inmersos en sus complejos estudios sobre músicas magiares, incluyeron formas, armonías, ritmos e instrumentos a la orquesta occidental. Así hay centenares de ejemplos, pero, “La Orquesta 2”, pese a abrazar de manera esporádica estas nuevas sonoridades, no las incluye como componente perpetuo, sino como invitado honorable, generalmente a “bolo caro” 3.

La tecnología avanza, y aparte de los Futuristas 4 o los primeros Electroacústicos y/o Electrónicos 5 que permanecen como recurso en las composiciones orquestales (bandísticas), el genio indiscutido (aunque en el Palau de la Mùsica de Valencia se le tosa) Oliver Messiaen, nos ofrece su sinfonía “Turangalila” con importantes aportaciones de Ondas Martenot 6.

Con el Folklore siempre se nota correspondencia, ya que, al fin y al cabo, las Bandas de Música tienen su origen en el mismo Folklore y conservan elementos a día de hoy. Pero en esto apareció el Rock And Roll.

No nos engañemos, Orquestas y bandas han estado presentes en las grabaciones de Música Popular 7 desde que se graban discos: cantantes melódicos con acompañamiento Orquestal, Jazz con Orquesta de fondo, incluso productos muy comerciales (el grupo Parchís, por ejemplo). Pero bien creo que es cierto que hay, desde hace medio siglo, un eterno noviazgo entre los elementos del Rock and Roll con la música orquestal y bandística. Se da, tal y como yo lo entiendo, de varía maneras:

Los discos o conciertos de grupos, tocando sus propias canciones, arregladas para ser acompañadas por Orquestas. Tenemos famosísimos ejemplos: Metallica, con la Orquesta Sinfónica de San Francisco, o Scorpions con la Filarmónica de Berlín, Barón Rojo con el C.I.M. de Mislata, entre muchos otros.

Otra forma de hacerlo es cuando los grupos ya componen pensando en que va a haber Orquesta (o muchos sintetizadores…), al estilo de Rick Wakeman o los inmortales Emerson, Lake and Palmer, que, a su vez, además de esta, encontraron otra forma: la de versionear directamente a los clásicos (o más bien románticos y nacionalistas) como Prokofiev, Mussorgsky, Copland, Tchaikovsky, etc. Si miramos Youtube (ese gran invento) por ejemplo, Mozart y Beethoven, al igual que J. S. Bach, están cansados (en el buen sentido) de ser versioneados por todo tipo de Rockeros y Metaleros, mientras algunos Heavies de pura cepa se estudian el Solfeggietto de Carl Philip Emmanuel Bach como si fuera su biblia.

Hay decenas de variantes de esta interacción entre Rock y Clásica, y es posible que, muy poco a poco, esta interacción se vaya normalizando y quizás en un futuro lejano se estandarice como algo normal, y no excepcional. Se intentó también por parte de ciertos Espectralistas 8, como Tristan Murail, crear música de cámara específica para guitarra eléctrica, y mola mucho, pero no cuajó.

Las pruebas de que lo que acabo de afirmar puede tener sentido son que cada vez podemos encontrar, aquí en Buñol, pueblo rico en músicos de ambas disciplinas, una interacción cada vez mayor. Si echamos la vista atrás, podremos recordar a los “Templaus” (con Julio “Ritaña” y Eduardo Pilán, entre otros, interpretar el “Viaje al Centro de la Tierra” de Rick Wakeman con algunos músicos de Banda. También los arreglos de cuerda de “El Pulper” con Silvia Pallás al chelo, y el propio batería, Chimo Díaz, a la viola. La Moguttu Band interpretando el Adagio de Albinoni, las aportaciones del incombustible pianista David Soliva a todo tipo de agrupaciones rockeras o híbridas, el Cuarteto Senalag grabando arreglos para Malsujeto, así como un montón de músicos de ambas bandas que han colaborado “Semper Fidelis” con los grupos de rock de Buñol, tanto en disco como en directo.

Desde el otro lado, el de la clásica,  alcanzo a recordar los discos de La Artística al respecto de música popular (Gloria Stefan, Earth, Wind and Fire…), el grupo Metales de Buñol interpretando temas Pop-Rock, o la Banda Juvenil de La Armónica, donde de vez en cuando nos ofrecen temas rockeros con la adición a sus filas de guitarras eléctricas y bajos.

En la actualidad reciente las interpretaciones del Concierto para Grupo de Rock y Orquesta de Jon Lord (Deep Purple) por parte de Malsujeto, han tenido éxito, tanto en Buñol, como en Manises, y en A Coruña, siendo una obra que no es nada de lo expuesto anteriormente, sino que es un Concerto Grosso 9, donde el Concertino 10 es el Grupo de Rock. Cara al futuro próximo encontramos que, sin comerlo ni beberlo, y ni siquiera planearlo, tenemos a la vista un montón de estas sanas interacciones, aquí, en casa, en Buñol.

El 17 de Junio podremos disfrutar a la Banda Juvenil del Conservatorio Profesional de Buñol realizando un concierto conjunto con el grupo Curvas Peligrosas, y contando con la voz de Ricardo Zanón “Pichana”. Por otro lado, y más encarado al Folk-Pop, la Banda Sinfónica de dicho conservatorio ofrecerá un concierto de música valenciana, junto a temas de Enric Murillo para la preciosa voz de Aitana Ferrer, el día 12 de Abril en el Palacio de la Música de Buñol.

A la vuelta de la esquina (4 de Marzo) está el concierto Eterno Mecano, donde nuestro paisano Ángel Bellido interpretará junto a sus compañeras y Los Feos, un concierto de canciones de tan mítico grupo. Huelga decir que las guitarras, bajos eléctricos, teclados, y baterías estarán presentes en todos estos actos.

Como epílogo y como broche de este hermanamiento natural entre músicos y músicas mencionaría también que la parte del concierto de Abril de la Banda Juvenil de La Artística, con su nuevo director David Tarín, contará en su parte dedicada a las pelis de Marvel, con estos instrumentos. Nombrar la labor del buñolero Ricardo Casero junto a Juan Perro, donde interpretan sus canciones acompañados por Orquesta, y agradecer, en nombre de todos los amantes de estas sonoridades, en especial a la de las guitarras eléctricas, a Santi Miguel, por introducir este maravilloso instrumento en su obra “Tempus Fugit”, que será interpretada en el Certamen de Kerkrade por El Litro.

No sé si las guitarras sueñan demasiado con orquestas eléctricas, pero sí que sé que los músicos soñamos con música, y más músico se es cuantos más sonidos, recursos, y timbres, aceptas como amigos.

1 Es básicamente como un órgano, pero sin tubos, se utiliza en música devocional en Asia.
2 Quien dice Orquesta dice Banda, a partir de ahora.
3 Un músico que toca profesionalmente un instrumento atípico suele cobrar más dinero que un músico que toca un instrumento convencional, en lo que a bolos esporádicos se refiere.
4 Básicamente: gente que incorporó el Ruido a la música clásica, e inventó instrumentos (Intonarumori) para manipular ruidos en altura y volumen, pero que no trascendió en cuanto a instrumentos, aunque si como concepto. Su creador fue Luigi Russolo.
5 Así es, la música electrónica nace en el seno del mundo clásico.
6 Instrumento monofónico formado por un teclado, un altavoz, y un generador de baja frecuencia. Su sonido es similar al Theremin (lo que suena cuando salen los alienígenas en los Simpsons).
7 Entiéndase por Popular el Rock, Pop, Salsa, Jazz, y cualquier género radiofónico o ligero.
8 Música basada en la naturaleza del timbre musical, y en la descomposición espectral del sonido musical. Obra de referencia en cuanto a guitarras eléctricas: “Vampyr!” (Tristan Murail)
9 Concierto donde un pequeño grupo orquestal actúa de solista y la orquesta le acompaña.
10 Pequeño grupo que hace de solista en un Concerto Grosso. (Tiene más acepciones, pero me refiero a esta en concreto)

Enrique Hernández Pérez.
Músico disperso.

Comparte esta noticia

Deja un comentario