La Jornada Continua para una madre trabajadora

El debate está encima de la mesa, jornada continua o jornada partida.

Me crie en Valencia en un colegio público donde entraba a las 9:00h y salía a las 17:00, dado que me quedaba a comer.

Tengo muy buen recuerdo del Cole y del comedor, donde no era un comedor cualquiera, todavía recuerdo a las cocineras con cariño, Isabel y Amparo. En el comedor nos enseñaban valores domésticos, pues allí éramos los mismos alumnos los que nos encargábamos de servir la comida al resto cuando nos tocaba nuestro turno, así como de llevar nuestros platos a la cocina donde otro alumno, tiraba los restos a la basura y ponía los platos en una fila enorme, que las cocineras a su vez trasladaban al lavavajillas.

Todo esto por supuesto tenía una recompensa después, una galleta rellena de nocilla, pero no era una galleta cualquiera, era una galleta María, por supuesto, pero nos ponían tanta nocilla dentro, que se salía por los lados, pero ese momento de la galleta era único, y a pesar de que nos tocaba hacer las tareas en el comedor, la recompensa valía la pena.

Cuento todo esto, porque soy una madre indecisa, y el hecho de pensar en jornada continua, jornada partida me ha hecho “teletransportarme” a mi infancia durante estos días haciendo las odiosas comparaciones entre los tiempos pasados y el presente.

Tengo muy buenos recuerdos de la infancia, y sobretodo porque en ella hubo muchos espacios de ocio, y estos se daban en el recreo y en los patios del comedor.

A pocos días de la votación, sigo indecisa. Creo que el éxito o fracaso de esta iniciativa va a estar en las extraescolares lúdicas de calidad, bajo mi punto de vista pueden plantearse dos opciones:

Que se trate de unas extraescolares lúdicas de guarda y custodia, es decir, que entretengan a los niños monitores que deben hacerlo por obligación hasta que vengan sus padres a por ellos.

O bien, que sean unas extraescolares lúdicas en las que el niño, tras la comida, descanse mentalmente y se divierta lo suficiente para que cuando salga del cole esté preparado para “más”.

Creo que el problema de mi indecisión radica en este punto, para los padres que plantean la jornada continua como haré dos viajes en lugar de cuatro y además puedo recogerle a las dos, no hay duda, las extraescolares gratuitas ni les interesan, pero para los padres que trabajamos y seguiremos haciendo dos viajes como antes, este es un factor importante, ya que de la distribución del caudal horario ya se encargarán los expertos.

Lo bueno sería que las extraescolares fueran de tanta calidad que para aquellos que comen en casa, quisieran volver al cole. Se me ocurre alguna idea.

Se habló en la reunión del jueves, que algunos colegios de pueblos vecinos, también habían solicitado la jornada continua.

Pues se me ocurre que se podría organizar una liguilla entre los más peques, en la que participaran coles vecinos, eso generaría relaciones entre coles. Ligas infantiles de fútbol, voley, baloncesto, ajedrez, o incluso Trivial.

Generaría competitividad sana, sentido de pertenencia con el colegio y sobretodo el hecho de entrenar y hacer deporte, trabajo en equipo…

Mucho se habla también de que no les demos móviles, ni tablets a los niños, pero tan difícil es eso, les ha tocado vivir en la era de las redes sociales, tablets, móviles y nosotros aunque totalmente adaptados a esa época, crecimos con otros juegos. De nuevo me acuerdo de mi infancia, y recuerdo esos recreos con la pelota, la comba o la goma, e incluso los cromos.

Pues transmitámosles los valores lúdicos con los que crecimos, esos juegos en los que solo nos acordamos de ellos en pascuas, eran muy divertidos, ¿Por qué no acordarnos de ellos para esas actividades lúdicas?

Por supuesto el teatro, la pintura, arcilla, o lo más básico, aprender a hacer trenzas o macramé, creo que sería bonito volver a esos orígenes, no hace falta innovar, está todo pensado.

En la reunión del pasado jueves se habló de que los niños que tienen bajo rendimiento, les irá peor con esta jornada, pues a estos niños se les puede ayudar en este tiempo con profesores de apoyo de 16:00 a 17:00, quizás en clases más reducidas, en este caso se saldría del fracaso escolar.

Si yo lo pasaba bien, ellos también.

En fin, que parece una tontería para los que recogeréis a vuestros hijos a las 14:00, pero yo lo veo como una oportunidad de que se diviertan de forma gratuita.

Para los padres trabajadores este espacio de tiempo de 14:00 a 17:00 es importante y en el planteamiento de esta Jornada he visto desinformación. No obstante voy a dar una oportunidad a este nuevo proyecto esperando que este espacio de tiempo sea bien aprovechado.

Comparte esta noticia

Deja un comentario